La voz de una generación

La serie ‘Girls’, cuatro amigas que tratan de encontrar su rumbo en Nueva York, es el nuevo lanzamiento de HBO.

La serie Girls es la nueva Sex and the City. Esta vez sin los tacones de Manolo Blahnik, los clósets atiborrados de carteras de lujo, el glamour extremo, ni el estilo de vida arribista que destilaban Carrie, Samantha, Miranda y Charlotte, las cuatro hermosas mujeres que vivían Manhattan y que gravitaban alrededor de las relaciones con los hombres, el trabajo, la moda y una amistad entrañable entre ellas.

En cambio, Girls es la versión hipster de la vieja serie. En ella, cuatro amigas en la mitad de sus 20 años viven en Nueva York y aún están descubriendo qué hacer con sus vidas.

Los arquetipos están presentes: Hannah es la chica inteligente, desarreglada, que recuerda la neurosis verborreica de Woody Allen; Jessa es hermosa, crítica de la típica sociedad de clase media, aventurera y bohemia; Marnie es estricta y ambiciosa, y Shoshanna es inocente, obsesionada con la autoayuda y optimista.

Las cuatro mostrarán una amistad más real y menos de televisión, llena de ansiedades, de envidias, con dinámicas propias de esa generación. Buscarán su espacio en la vida y en la ciudad, lucharán por conseguir el trabajo que les gusta y que, al mismo tiempo, sirva para pagar las cuentas, y lidiarán con los hombres tratando de encontrar el que las trate bien pero que al mismo tiempo sea interesante, intelectualmente retador y único.

Girls está escrita inteligentemente, con dosis justas de humor, ironía y sarcasmo. El sexo y los desnudos —que son varios— son tratados con desparpajo, y lo que más sorprende es que detrás de todo este mundo está Lena Dunham, que además de ser guionista, directora y una de las productoras ejecutivas, es la chica de 25 años que interpreta a la protagonista, Hannah. Dunham es una de las revelaciones de Hollywood, como sacada de la zona desconocida, y antes de tener agente y de volverse popular estudiaba la carrera de escritura creativa en una universidad pequeña de Ohio, Oberlin College. Entonces, esta chica originaria de Nueva York, hija de artistas, escribió guiones con los que realizó un par de cortometrajes. Pero no fue sino hasta después de graduarse que creó una serie para la web llamada Delusional Downtown Divas, la historia de tres chicas que intentaban entrar al mundo del arte en Nueva York, y en 2010 apareció en el mapa cuando su trabajo más autobiográfico, la película Tiny Furniture, fue estrenado en el festival South by Southwest, donde ganó el premio a mejor guión.

La joven escritora, motor principal de la serie, promete captar adeptos con su honestidad, inteligencia y sentido del humor. Las cinco nominaciones al Emmy, por mejor comedia, actriz principal, directora, guión y nueva serie, son sólo una muestra del trabajo excepcional de Dunham.

Hoy por HBO, a las 8:00 p.m.