Este martes se define futuro de la recuperación del río Magdalena

El escándalo de reputación de la multinacional Odebrecht le ha pasado una dura cuenta de cobro a su división que opera en Colombia y que tiene en sus manos el contrato que busca la recuperación de la navegabilidad en el río Magdalena.

El consorcio Navelena está compuesto por Odebrecht, con el 87 %, y Valorcon, con el 13 %. / Archivo
El consorcio Navelena está compuesto por Odebrecht, con el 87 %, y Valorcon, con el 13 %. / Archivo

Esa otrora pujante y respetada compañía brasileña, Odebrecht, con la que muchos querían tener negocios, no ha logrado el cierre financiero de dicho contrato ni ha encontrado un socio en concreto al que le pueda ceder la obligación. Por eso este martes, a las 10 de la mañana, debe presentar soluciones concretas o el Estado colombiano podría declarar, de una vez por todas, la caducidad. Así las cosas, ¿cuáles son los tres escenarios que se pueden dar hoy y que tienen en vilo a todos aquellos que consideran que de la recuperación del afluente nacional depende, en gran medida, que se eleve la competitividad del país?

1. Que Navelena llegue con la acreditación del cierre financiero, que se hace de acuerdo con la cláusula 8 del contrato. 2. Que llegue con un plan y un cronograma para corregir el incumplimiento y de esa forma acredite el cierre financiero. 3. Que no presente ninguna documentación a Cormagdalena y de esa forma se procedería a declarar la caducidad del contrato finalmente, explican fuentes de la entidad. El problema, para sumar, es que en este caso convergen dos temas importantes: la posibilidad de ceder el contrato y la necesidad inmediata del cierre financiero. Sin la primera no hay posibilidad de conseguir la segunda.

Jorge Eduardo Rojas, ministro de Transporte, fue enfático: “Seguimos firmes con el tema del río Magdalena. Todos sabemos que ha habido una dificultad por parte de la sociedad Navelena, de la cual hace parte Odebrecht, que atraviesa por un problema reputacional. Si el martes no llegan con una propuesta cierta que nos diga qué entidad financiera nacional o internacional va a aportar, y con las certificaciones de que quieren entrar, pues habrá caducidad. Si cumplen, haremos la debida diligencia y daremos el tiempo para que puedan hacer la venta oficial de las acciones de Odebrecht al socio que venga”.

Fuentes cercanas al proceso le dijeron a El Espectador que Navelena presentará la documentación que le permitiría un respiro, un poco más de tiempo. “En ese sentido, lo que se va a hacer, si se recibe la información, es una validación y un estudio de la seriedad de lo presentado. Si eso demuestra que hay respaldo de una banca y que hay un cesionario interesado, entonces Cormagdalena accedería al plazo que se le solicita, decidiría si es menos. La parte gruesa, lo que sabremos este martes, es la seriedad de lo que presenten. De acuerdo a lo que traigan se podría generar un plazo adicional para el cierre financiero”, detallan las fuentes de Cormagdalena.

La realidad es que a hoy el proceso de mantenimiento del canal se ha logrado. “Ellos tiene unos niveles y se han cumplido la profundidad, ancho y radio de curvatura. A la fecha han cumplido. Por eso trajeron la draga a Barranquilla hace poco. Lo que no se ha podido es entrar a la etapa de construcción, porque uno de los requisitos que se exigen es el cierre financiero. Cuando se tenga, iniciamos la etapa de construcción, que igual está planeada de noviembre en adelante”, agregó la fuente.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Los empresarios toman la palabra