Impacto Mujer

12 Feb 2022 - 2:00 a. m.

Científicas e investigadoras: claves para superar la pandemia

Aunque las mujeres representan solo el 33,3 % de los investigadores en el mundo, sus aportes durante la pandemia por covid-19 han traído soluciones rápidas y eficientes.
Laura Alejandra Moreno Urriaga

Laura Alejandra Moreno Urriaga

Redactora - Impacto Mujer
Las investigaciones de Katalin Karikó sobre el ARN mensajero durante los años noventa adelantaron el trabajo para lograr producir las vacunas contra el covid-19 en tiempo récord.
Las investigaciones de Katalin Karikó sobre el ARN mensajero durante los años noventa adelantaron el trabajo para lograr producir las vacunas contra el covid-19 en tiempo récord.
Foto: AP - Manu Fernandez

Para ser una mujer dedicada de tiempo completo a las ciencias y a la investigación, en pleno 2022, nos enfrentamos a obstáculos culturales, normas sociales tácitas que han relegado a las mujeres por su género a otras profesiones o, si están en las ciencias, a rangos menores.

Desde el 2016, la Asamblea General de las Naciones Unidas celebró el primer Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, fecha que se ha convertido en un espacio para destacar los avances científicos encabezados por las mujeres, que, aunque vienen de años anteriores, no habían sido visibilizados con la importancia que representan.

En un mensaje conjunto, Audrey Azoulay, directora general de la Unesco, y Sima Bahous, directora ejecutiva de ONU Mujeres, expresaron que “para resolver los grandes retos a los que se enfrenta el mundo, desde el covid-19 hasta el cambio climático, necesitamos nuestras mentes científicas más brillantes. Sin embargo, solo uno de cada tres científicos es mujer”.

Además de representar una minoría de los investigadores en las áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas en el mundo (33,3 %), las mujeres reciben menos fondos de investigación que los hombres y en sus carreras profesionales tienen menos posibilidades de ascender, de acuerdo con la Unesco. Por si fuera poco, las cifras de participación en otras áreas de ciencia y tecnología no son más alentadoras; en las profesiones relacionadas con inteligencia artificial representan el 22 %, y las graduadas de Ingeniería equivalen al 28 % y son solo el 12 % de los integrantes de las academias científicas nacionales.

Incluso con estas cifras de participación en contra, el rol de las mujeres durante la pandemia desde el 2020 ha sido el eje principal para responder a la emergencia sanitaria. Según ONU Mujeres, el 70 % del personal en el sector sanitario y de asistencia social son mujeres y aún así reciben 11 % menos en remuneración que sus colegas hombres.

También le puede interesar: El grupo de colombianas que quiere desafiar la gravedad cero

En el desarrollo de las vacunas contra el covid-19, de estudios de seguimiento y proyectos para mitigar los efectos de la pandemia, las mujeres han liderado equipos completos que permiten que hoy el 61,7 % de la población mundial haya recibido al menos una dosis de estas vacunas. He aquí algunas científicas que contribuyen a las soluciones para superar la pandemia

Katalin Karikó

En los años 90, cuando nadie preveía una pandemia, esta bioquímica húngara estudiaba el desarrollo de vacunas y tratamientos basados en la molécula del ARN, la misma usada en las vacunas Moderna y Pfizer.

Durante años, el proyecto de Karikó fue rechazado. En los 2000 se asoció con el científico Drew Weissman y en 2005 descubrieron una técnica para modificar la secuencia genética del ARN y generar vacunas sin efectos adversos graves.

Karikó es vicepresidenta del laboratorio BioNTech, que en tiempo récord produjo las vacunas contra el covid-19. El trabajo de décadas hecho por Karikó es la razón por la cual desarrollar las vacunas fue cuestión de meses.

Lisa Jackson

En marzo de 2020, cuando en Colombia apenas se reportaban los primeros casos de covid-19, la epidemióloga estadounidense ya lideraba el primer ensayo clínico en humanos de la primera vacuna experimental contra el covid-19 (RNA-1273).

Jackson estaba coordinando el desarrollo en el Instituto de Investigación Sanitaria Kaiser Permanente Washington, en Seattle (EE. UU.) y realizó pruebas previas en ratones, que, tras obtener resultados favorables, permitieron los ensayos en 45 voluntarios. También lideró los ensayos de la fase 3 de las vacunas de Moderna y Janssen.

Sarah Gilbert

La profesora de Vacunología de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, dirigió un equipo de 300 personas que desarrollaron la vacuna de Oxford, AstraZeneca.

Después de 65 días de conocer la secuencia genética del virus, el equipo de Gilbert inició los ensayos clínicos de la vacuna. Esto fue posible porque, desde hace años, el laboratorio que dirigía desarrollaba vacunas contra virus similares al covid-19.

Kizzmekia Corbett

En Estados Unidos, la bióloga Corbett llevaba seis años liderando el equipo de vacunas del Centro de Investigación de Vacunas del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID por sus siglas e n inglés), especializado en la familia de los coronavirus.

Su experiencia con este tipo de virus la hizo parte del equipo que lideró el desarrollo de la vacuna fabricada por Moderna. Después de lograr un 94,1 % de efectividad de la vacuna, Corbett se ha dedicado a estudiar qué otros virus podrían resultan en una potencial pandemia en el futuro.

Chen Wei

Militar, bioingeniera e investigadora. En China, donde se originó la pandemia, Wei lideró un equipo de investigadores que viajaron a Wuhan, el primer foco de propagación del covid-19, y con las muestras recolectadas desarrollaron una terapia de plasma, que consistía en hacer una transfusión de sangre de personas recuperadas a pacientes contagiados y con síntomas fuertes.

Aunque esta técnica no ha sido regulada ni aprobada por la comunidad científica, fue usada en las primeras semanas del contagio en China. Sumado a su trabajo durante la pandemia, Wei se ha especializado en combatir pandemias: trabajó contra el SARS en China en 2002 y contra el ébola en África occidental, en 2014.

Elena Smolyarchuk

En agosto del 2020, Rusia anunció que había producido la primera vacuna contra el covid-19: la Sputnik V. Smolyarchuk, directora del Centro de Estudios Clínicos de Medicina de la Universidad de Sechenov, fue la investigadora principal para el desarrollo de dicha vacuna. La Sputnik V sigue en proceso de certificación por parte de la Organización Mundial de la Salud.

Lea también: Homenaje: vida y obra de Ángela Restrepo Moreno y su estudio del hongo misterioso

K. Sumathy

La científica Sumathy dirige el área de investigación del laboratorio indio Bharat Biotech, que, junto con el Consejo Indio de Investigación Médica, desarrolló otra vacuna contra el covid-19: Covaxin.

En noviembre del 2021 la OMS aprobó el uso de emergencia de la vacuna india para mitigar el impacto de las nuevas variantes del virus. La efectividad de la Covaxin es del 78 %.

Nita Patel

La médica y vacunóloga dirigió el desarrollo de la vacuna contra el covid-19 del laboratorio estadounidense Novavax y el Instituto Suero de la India. En diciembre del 2021 fue avalada por la OMS con un 89 %.

La técnica usada por Patel y su equipo es diferente a la del ARN mensajero, con la que se desarrollaron las vacunas de Pfizer y Moderna, pues los investigadores utilizaron la ingeniería genética para reforzar el sistema inmune y también, a diferencia de las otras vacunas, requiere una refrigeración normal, lo que facilitaría almacenar esta vacuna a los países sin recursos.

Kathrin U. Jansen

La microbióloga alemana es la jefa de Investigación y Desarrollo de Vacunas en Pfizer. Durante el desarrollo de la vacuna de este laboratorio, dirigió un equipo de 650 investigadores que lograron llegar a un 90 % de efectividad de la vacuna y coordinó las pruebas previas de cuatro vacunas potenciales.

Ella coordina los estudios y ensayos para mantener la efectividad de la vacuna Pfizer frente a la variante ómicron.

Marina Escalera Zamudio

La investigadora mexicana, asociada de la Universidad de Oxford, trabaja en esa universidad del Reino Unido identificando mutaciones del covid-19 para predecir cómo el virus cambia a lo largo del tiempo, en diferentes poblaciones y regiones geográficas e investigando el árbol genealógico del virus.

Las científicas colombianas que enfrentan al covid-19

Según el Centro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para América Latina (CODS), en Colombia, el 37 % de investigadores son mujeres, lo que pone al país en el puesto quince de participación de investigadoras en Latinoamérica, pues, según la Unesco, “el país con mayor participación de mujeres en áreas científicas en la región es Venezuela, con 61,4 %, seguido de Guatemala y Argentina, con 53,2 % y 53 %, respectivamente”.

A raíz de la pandemia, en el 2020 el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación presentó la convocatoria Mincienciatón, en la que se seleccionaron 32 iniciativas académicas que ofrecieran soluciones al manejo de la pandemia en el país desde la salud pública relacionada con la intervención frente a riesgos epidemiológicos, el desarrollo de sistemas de diagnóstico y estrategias de prevención de la infección.

Entre los equipos seleccionados, investigadoras y doctoras de varias universidades lideraron los proyectos de investigación que ofrecieron alternativas frente a la pandemia.

Mónica Álvarez Láinez, doctora en Física de la Universidad de Valladolid, España, fue la investigadora principal del proyecto “Desarrollo a escala piloto de una membrana de filtración basada en nanofibras para el manejo de pacientes con infecciones respiratorias agudas covid-19”, de la Universidad EAFIT de Medellín.

Por medio del electrospinning —una máquina que permite hilar a distancias mínimas—, un equipo de cuatro personas, dirigido por Álvarez, venía trabajando en el desarrollo de membranas especiales para filtrar material particulado. Con la pandemia, lograron que dichas membranas filtraran el aire, incluso mejor que los tapabocas N95. Los filtros están siendo usados una línea del sistema del metro de Medellín y trabajan para comercializarlo.

Susana Fiorentino, doctora en Inmunología en la Universidad Pierre y Marie Curie, de Francia, desarrolló en la Universidad Javeriana la investigación “Eficacia y seguridad del extracto P2Et en el tratamiento coadyuvante en pacientes con covid-19”. En el proyecto, encontraron que el extracto P2Et, desarrollado por el grupo de inmunobiología y biología celular, tiene una actividad antiviral contra el SARS-Cov-2 y puede ser utilizado en la reducción de fibrosis pulmonar y en el aumento de células T CD3+ CD4-CD8- que pueden tener una función protectora.

Lea el especial: Mujeres de ciencia: estas son algunas “duras” de Colombia

Ángela María Ruiz, directora del Doctorado en Investigación Clínica de la Universidad del Rosario, lideró el estudió “Identificación de variantes en el genoma viral de SARS-CoV-2 por medio de secuenciación masiva en paralelo y su correlación con desenlaces clínicos de covid-19: vigilancia epidemiológica del comportamiento genómico y clínico en los epicentros de la pandemia en Colombia”, que identificó las variantes del virus en una población de mil pacientes con diversos grados de afectación por covid-19.

Magda Cepeda Gil, doctora en Epidemiología y profesora del Departamento de Epidemiología Clínica y Bioestadística de la Universidad Javeriana, fue la investigadora principal del proyecto “Desarrollo y evaluación de modelos matemáticos y epidemiológicos que apoyen la toma de decisiones en atención a la emergencia por SARS-CoV-2 y otros agentes causales de IRA en Colombia utilizando data analytics y machine learning”. Con análisis de datos, este proyecto busca describir en tiempo real el comportamiento del covid-19 en Colombia, las necesidades que genera en la población y la capacidad del país para responder a ellas.

María Eugenia Puerta Yepes, doctora en Ciencias Matemáticas de la Universidad Politécnica de Valencia, España, lideró el proyecto “Plataforma web para la recolección de datos, visualización, análisis, predicción y evaluación de estrategias de control de la enfermedad producida por SARS-CoV-2 mediante herramientas de modelación matemática, simulación e inteligencia artificial”, de la Universidad EAFIT, que durante año y medio desarrolló la plataforma matemática Math Covid para analizar y evaluar el desarrollo del coronavirus en el país y su repercusión en la economía y la salud pública del país.

Laura Alejandra Moreno Urriaga

Por Laura Alejandra Moreno Urriaga

Comunicadora y periodista de la U. Javeriana. Hago parte del equipo editorial de Impacto Mujer en El Espectador. He trabajado como periodista en temas de género, verdad y conflicto. También en coordinación de proyectos de innovación social y estrategias de contenidos multimedia.@lamorenourlamoreno@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.