Ituango ‘Travel’

Después de un paso breve por la pantalla chica, Aldemar Correa debuta con pie derecho en la pantalla grande de la mano de Simon Brand. 18 de enero, estreno nacional de "Paraíso travel".

Aldemar Correa nació en un pueblo del norte de Antioquia bastante desconocido en el ámbito cultural, pero que goza de dos reconocimientos. Uno, que es “uno de los municipios más montañosos de Antioquia”, según los libros de geografía. El otro, menos afortunado, que ha sido locación de las más atroces masacres. No obstante, gracias a un joven de apenas 27 años, Ituango recibe un verdadero reconocimiento cultural: coincidencialmente, en el día de su cumpleaños Correa se enteró de que era ganador del premio al Actor Revelación del Festival de Cine de Puerto Vallarta, México.

Me encanta que podamos decirle al mundo que de Ituango también sale gente interesante, gente que hace muchísimas cosa positivas por la vida y la sociedad”, afirma Correa al recordar el pueblo de su niñez.

Aunque la película no estaba dentro de la selección oficial del festival, tuvo una presentación privada en la que el jurado decidió tomar en consideración la interpretación de Correa como un joven que viaja a Estados Unidos junto a su novia buscando el sueño americano, y su actuación terminó convenciendo al jurado.

Desde muy pequeño, Aldemar Correa se estableció en Medellín y a esa tierra, donde sus abuelos tenían una finca que daba café y maíz, sólo volvió de vacaciones.

De Ituango, un pueblo de por sí ya lejano, Correa empezó a escuchar cada vez menos. Veinte años pasaron antes de que descubriera que lo suyo era la actuación. Hasta entonces el oficio de las tablas y la simulación no habían logrado agrietar la relación que sostenía con el fútbol o con su guitarra.

Cuando su familia se enteró de su decisión de dejar la universidad para estudiar arte dramático, se rieron y le preguntaron de qué iba a vivir. “No sé de qué voy a comer, pero me voy a divertir mucho”, contestó.

Empezó en las tablas, estudió en la academia de actuación Di Pietro de Bogotá y posteriormente se vinculó con la pantalla chica. Participó en las novelas Regreso a la esperanza, de RTI, y Dora, la celadora y Vuelo 1503, de Caracol.

Esto antes de que fuera escogido para protagonizar la cinta Paraíso travel, basada en la novela del mismo nombre de Jorge Franco .

La adaptación es el segundo largometraje de Simon Brand, quien vuelve a las salas después de que su ópera prima, Mentes en blanco, fuera proyectada en las salas colombianas apenas cinco meses atrás.

De la novela de Franco, Correa sacó todo lo que necesitaba para ser elegido protagonista en el papel de Marlon. Ambos, personaje y actor, comparten una ciudad. “Marlon es un pelado ‘bien’ de Medellín, de buena familia, que acaba de salir a vivir, que se enamora y que está dispuesto a hacer cualquier cosa por amor”, dice Correa.

En otra ciudad, en Nueva York, Correa tuvo la oportunidad de demostrar su temple como actor. Hubo momentos durante el rodaje en los que todo el equipo de producción se escondía tras centímetros de pieles y telas, huyendo del invierno congelante de Nueva York. Mientras tanto, Correa encarnaba a un Marlon, desprovisto de ropas abultadas, que visitaba la Gran Manzana en verano. Fue esa convicción de estar viviendo la historia de Marlon y no la suya propia la que le demostró al jurado que tenían una revelación proveniente de Ituango.

Temas relacionados