El ojo de Jason Epstein

<p>Es sin duda un  ícono y una referencia obligada  de las letras. No sería exagerado afirmar que  tiene una de las carreras más creativas y notables en la industria editorial contemporánea.</p>

Este americano es uno de los editores más reconocidos en el mundo. Fue el  creador de los libros de tapa blanda del sello Anchor, cofundador del The New York Review of Books, quizá la primera revista literaria intelectual de Estados Unidos. Además, fue el editor general por 40 años de la prestigiosa casa editorial Random House, precursor de la venta de libros en línea y editor de grandes escritores como Norman Mailer, Vladimir Nabokov, Philip Roth, y Gore Vidal, entre otros. A finales de abril llegará a Bogotá como invitado especial a la Feria del Libro a dar una conferencia sobre el impacto de la impresión de libros por demanda. De hecho, uno de sus libros más reconocidos es Book Business: Publishing, Past, Present and Future( La industria del libro: pasado, presente y futuro de la edición). Es un ensayo que tiene pronósticos y opiniones interesantes sobre el futuro de la edición en internet. Su visión es bastante optimista porque las nuevas tecnologías le han dado y le darán a la industria editorial muchas oportunidades de ser creativa y rentable.

¿Cuál es la función de un editor?

La función del editor va más allá del significado de la palabra. Generalmente, el editor encuentra el libro que quiere publicar y negocia bajo la supervisión de alguien los derechos, discute el texto con el autor, sugiere cambios y edita el manuscrito línea por línea para que el escritor dé su aprobación. También tiene que desarrollar una estrategia de publicidad y de mercadeo y presentar los resultados de estos esfuerzos al departamento de ventas. Finalmente, cuando se acerca la fecha de publicación, acompaña al escritor y lo coge de la mano.

¿La meta del sector editorial se ha vuelto sólo financiera?

En efecto, las editoriales tienen que mostrar rentabilidad para permanecer en el negocio. Esto siempre ha sido cierto.

¿Cuáles son sus casas editoriales favoritas?

En Estados Unidos Knopf publica una lista selecta y escogida, así como también lo hace F.S & G Norton. Por otra parte, Oxford siempre ha sido una excelente casa editorial. Puede que haya muchas más, pero éstas son las que más admiro.


¿Qué representa y cómo ha sido la evolución del sello de Anchor?

Yo fundé Anchor Books en 1953 cuando trabajaba en Doubleday. Anchor fue el pionero en publicar libros de bolsillo (tapa blanda) en los Estados Unidos. Tiempo después, muchos siguieron el ejemplo y actualmente el formato se convirtió en  estándar. Por medio siglo, Anchor ha mantenido un nivel de calidad bastante alto como lo han hecho otras imprentas. El futuro de este formato será digital y será impreso de acuerdo con la demanda en los puntos de venta. Discutiré esto con amplitud a finales de abril en la Feria del Libro de Bogotá.

Usted ha trabajado mucho tiempo leyendo y editando reseñas de libros y artículos. ¿Cuál es la función del crítico?

La función del crítico es explicar a los lectores lo que un escritor está tratando de decir y cuán bien o cuán mal lo está haciendo. Un crítico debería guardar sus prejuicios para sí mismo, debería evitar lo que Samuel Johnson llamó una “autobiografía impertinente”. Un buen crítico, así como un buen periodista, es alguien que sabe explicar.

¿Cuál país en el mundo tiene verdaderos lectores y por qué?

Los países industriales tienen la mayoría de los lectores porque han desarrollado los sistemas educativos más sofisticados, y por lo tanto, han alcanzado los más altos niveles de lectura. En el futuro, la digitalización traerá la impresión de libros por demanda a bajos costos y llegarán a gente en todos los rincones del mundo. Estamos a punto de una revolución en la alfabetización sólo comparable a la revolución que supuso la imprenta de Guttenberg hace quinientos años. Esta, sin embargo, será de mayor envergadura.

¿Cuál es su libro favorito escrito por un colombiano?

El amor en los tiempos del cólera, el cual acabo de releer por tercera vez. Sin embargo, presiento que si vuelvo a releer Cien años de soledad, ese probablemente se convertiría en mi favorito. En todo caso, no suelo tener favoritos permanentes.

¿Cuál es la importancia de los medios escritos frente a la internet?

Internet es perfecto para buscar materiales de referencia. Lo utilizo todo el tiempo, pero no me puedo imaginar leyendo a García Márquez en una pantalla de computador. La pantalla electrónica no induce a la reflexión.

¿En qué está trabajando actualmente?

Estoy trabajando en un libro que se llama The Espresso Book Machine (El libro de la máquina de expreso), del cual hablaré en Bogotá a fin de mes. Al mismo tiempo, estoy escribiendo otro que se llama Eating: a Memoir (Comiendo: una memoria). A mí me gusta la cocina y éste será un libro con descripciones de las cosas que más me gusta cocinar.

Temas relacionados

 

últimas noticias

La reinvención artística del Espacio Odeón

El detalle detrás de la imagen