¿Teatro en casa?

Profesores de dramaturgia del país crean un curso audiovisual que pretende enseñar bases de actuación.

Ni las leyes de la termodinámica, ni los parciales que tiene cada semana, ni su trabajo como monitora de física moderna le impiden a Catalina Suárez, estudiante de física de la Universidad de los Andes, dedicarle media hora diaria a sus ejercicios actorales. Catalina llega a su casa en la noche, se pone ropa cómoda y sigue las instrucciones que le indica su maestro Edgardo Román. “Toma aire como si fueras un cántaro, llena tu barriga y exhala suavemente”, dice Román, Catalina inhala muy rápido, al igual que sus compañeros de clase, Román la corrige mientras ella aumenta el volumen de su televisor para escuchar mejor los consejos de su tutor.

Edgardo es uno de los profesores del curso ‘Actor sin fronteras’, un kit de actuación que contiene seis Dvd que le enseñan a todo tipo de personas conceptos básicos de dramaturgia. Margarita Ortega, Ramsés Ramos, Manuel Cabral, Camilo Carvajal y Rubén Di Pietro conforman el grupo de maestros. Carlos Muñoz aparece al final de cada Dvd contando alguna anécdota relacionada con el tema.

Catalina está próxima a graduarse y aspira a ser profesora de física inicialmente, pero en clase no es capaz ni de salir al tablero. Aceptó ser monitora de una materia porque sólo le tocaba corregir los exámenes que el profesor le pasaba. Es muy tímida y le tiene pavor a hablar en público. Por eso decidió hacer el curso de ‘Actor sin fronteras’, para perder el miedo al público y conseguir algunos trucos y reflejar seguridad a la hora de dar una clase.


Alí Humar, director del proyecto, vio la necesidad de crear una guía para todas aquellas personas que han soñado con ser actores o que, como Catalina, quieren perder la timidez. “Es útil para profesores, para abogados y para personas que no pueden acceder a una academia o a una escuela por la demanda de tiempo de los cursos o por los costos”, afirma Humar.

La persona que adquiere el kit ingresa a una base de datos que se reparte en los canales de televisión y en agencias de publicidad para realizar futuros trabajos como actor. Tele Caribe realizará próximamente un dramatizado con estos actores. Obviamente a Catalina no le interesa ni en chiste afiliarse a esta base de datos, pero seguirá haciendo su curso hasta terminarlo.

¿Actuar sin pasar por la academia?

El secador de Catalina se convierte en su pistola, el morral que lleva a la universidad es su caja fuerte, y ella la narcotraficante más buscada del país. Escondiéndose debajo de su cama evade los tiros que llueven del techo, su respiración se torna agitada. “Corte”, le dice Edgardo Román a uno de los alumnos que aparecen en el video. Catalina también se detiene. “Eso es lo que no debemos hacer, no están respirando como les dije y eso se les nota”.

Aunque el consejo no estaba dirigido específicamente a Catalina, ella hace de cuenta que Edgardo le está hablando y repasa el ejercicio de respiración, el de sentarse correctamente, y todos los trucos básicos que ya se sabe de memoria.

Muchos de los actores que han visto el proyecto recordaron tips que habían olvidado o que no sabían y que se aprenden en las academias. Sin embargo, Alí Humar afirma que “ ‘Actor sin fronteras’ ofrece las bases para iniciarse en el campo de la actuación, mas no pretende crear profesionales en la materia”.

Y aunque hay quienes no creen que un video pueda ofrecer pautas para iniciarse en el arte de la dramaturgia, Alí piensa que es absurdo dárselas de ortodoxo o de purista y no utilizar la tecnología para aprender este tipo de cosas. “Esta es una guía que incluso sirve para aquellos que quieran recordar lo que ya han olvidado. Hay canales de televisión privada que me han pedido varios kits para repartirlos entre sus actores”, comenta Humar.

Constanza Duque, actriz de teatro y televisión, opina que “el aprendizaje de la actuación debe ser algo vivencial, de cuerpo presente. Un video puede dar cierto tipo de información, pero no suplantará nunca una clase magistral”.

Si el proyecto tiene buena acogida en el mercado, Alí Humar lanzará la segunda versión, sin embargo, México ya le compró la idea pero para realizarla con maestros de allá, pues hay muchas diferencias entre la forma de actuar de los manitos y la de los colombianos.  

Catalina suelta el secador y el morral y se dispone a calificar 60 exámenes de física moderna,  confiando en que algún día podrá, además de calificar, dictar clase y vencer su timidez.

Temas relacionados

 

últimas noticias

2018: el adiós a grandes figuras

Cuando Bono escribió sobre Sinatra