Los viejos nuevos del ‘stand up’

Andrés López y La pelota de letras abrieron el camino para un grupo de humoristas que si bien practicaban este tipo de comedia de tiempo atrás, no habían dado el salto a la luz pública nacional.

De cara al público, cobijados por una luz amarillenta, dos jóvenes hablan de la vida, del amor, de las situaciones más cotidianas, de las mujeres y las caricaturas de televisión que criaron a toda una generación. Nada nuevo, después de los shows de Andrés López. Pareciera otra presentación de stand up comedy.

Sin su chaqueta roja, sin su camiseta blanca, con su barriga y una poca estatura que no se alcanza a determinar en sus DVD, Andrés López observa, se ríe sin evitar una cierta cara paternal, aquella figura que tantos réditos le dio con su muy vendida Pelota de letras.

Pero lo cierto es que quienes están al frente no son precisamente sus aprendices. Son dos de los integrantes de Zape Pelele, un grupo humorístico y publicitario de Medellín que empezó en el stand up comedy muy cerca de la época en que también lo hizo el midas de la comedia colombiana. Este martes 27 de noviembre arranca una temporada de stand up en el Teatro Nacional de la 71, en la que se podrán ver los apadrinados de Andrés López y el espectáculo de los Zapes llamado En edad de merecer.

Los ‘peleles' son conocidos en el país por haber dibujado una revista de cómics que después de 20 números es codiciada por coleccionistas que pagan hasta 200.000 pesos por la primera edición. Salió el 9 de septiembre de 1993 y desde entonces se convirtió en un artículo con un toque underground muy apreciado en los colegios de Medellín y Bogotá.

Para entonces, Max Milfort, Andrés Vargas y Diego Cardona eran tres estudiantes de primer semestre de publicidad de la Universidad Bolivariana de Medellín, caricaturistas y amantes de los cómics. Un año atrás, durante su último año de colegio, a los típicos rechazados o fastidiosos, a los peleles, se les espantaba con un grito: ¡Zape!

Desde el principio, explica Diego Cardona, la receta que cocinaron fue hacer de la revista una parodia a la farándula y la cotidianidad, sin política. En sus portadas se publicaban caricaturas de Carlos Vives, Betty la fea o Pedro el escamoso, mientras el grupo creativo mantenía una de las pocas tiendas de historietas en la ciudad de Medellín.

Ese humor juvenil de las revistas, pronto salió del papel. Para 1994, los Zape Pelele iniciaron una serie de breves audios que bautizaron como los "supositorios humorísticos", que salían al aire por la emisora Radioactiva. Algunos de su más populares personajes fueron Kevin Arnold -una parodia de la serie Los años maravillosos-, Peleleman -un superhéroe de trapo- y Vulgarcito.

Toda una generación de paisas se levantaron escuchando sus voces en los programas matutinos de Radioactiva y, posteriormente, en la emisora Veracruz Estéreo. Desde el programa de esta radioestación, para la época en que estalló el fenómeno de La pelota de letras, los Zapes se quejaban, un poco en broma y un poco en serio, de su falta de fortuna. Desde 1999 venían llenando bares y teatros de Medellín con un género humorístico que nunca les había dado la fama y el dinero que ha tenido de sobra Andrés López.

Fueron muchos los stand ups y un par de obras de teatro los convierten en uno de los expertos en el género en el país. Este 29 de noviembre, por primera vez, el Stand up Zape Pelele All Stars reunirá en el teatro de la Universidad de Medellín al trío original y a los posteriores integrantes del grupo, como Diego Peña y Alejandro Mejía.

Tendencia nacional

Actualmente, los fundadores del grupo se mueven entre la empresa publicitaria y la producción de contenidos humorísticos y audiovisuales. Pocos de los que supieran de su trayectoria sospecharían que la verdadera vocación del grupo creativo era la producción de animados para televisión. Un asunto que, según Diego Cardona, agrupa todos los campos en que venían trabajando: cómic, tv, radio, diseño y caricatura. Actualmente, tanto Cardona como su compañero Andrés Vargas trabajan para la agencia Fire Advertainment y producen una serie de caricaturas para niños llamada Fuerza bruta.

Después de las muchas presentaciones y los miles de DVD, el stand up ya no es el género de la comedia un tanto novedoso y conocido por unos pocos.

La oferta se diversifica. Están los que vienen de la actuación, del teatro o la cuentería. Son muchos los artistas que vinieron detrás del éxito arrasador de La pelota de letras. Están los actores y muy afamados Isabella Santodomingo, Alejandra Azcárate, Julián Arango y Antonio Sanín.

Pronto estará a la venta el DVD que reúne a los nuevos y a los expertos cercanos a la casa productora López. Además de los Zapes, en la recopilación también estarán Gonzalo Valderrama -voz fuerte y estilo tosco-, Pasus Tres -ex integrantes de También caerás- y Alejandro Riaño -de la escuela más ‘lopeciana'-. Buenos vientos y una generación de renovación para el género humorístico de la cotidianidad. En palabras de Diego Cardona: "una balada rock que le gusta a todo el mundo".

Temas relacionados