El mejor sonido de 2007

Una pequeña antología de algunos grandes lanzamientos y el recuerdo de cinco presentaciones que pasarán a la historia. Fue una difícil selección y eso es un gran indicador. Muchas cosas buenas pasaron en la música en el año que termina.

Sacudida estuvo la escena musical en el país este año que pasa. Desde la visita de leyendas como Roger Waters, Marilyn Manson y The Wailers, a conciertos más modestos y contemporáneos como los de la española Buika y la irlandesa Dolores O'riordan, ex vocalista de The Cranberries.

La producción discográfica nacional presentó nuevas agrupaciones, como la orquesta de salsa bogotana Calambuco, o el santandereano Edson Velandia; la Filarmónica de Bogotá realizó una apoteósica y ambiciosa presentación del Réquiem de Verdi en mayo y la plana mayor de la música nacional se lució como nunca en los escenarios de la Feria de Guadalajara hace una semana.

En Inglaterra, un típico reality show, el papá del Factor X, descubrió en sus audiciones que un humilde y feo vendedor de celulares les hacía competencia a los más experimentados cantantes de ópera. Se llamaba Paul Potts. Su video le dio la vuelta al mundo por Youtube y lo convirtió en el cantante del común más famoso de la Tierra.

Por internet circularon videos y canciones. En un afán por darle un nuevo aire al negocio, los británicos alternativos de Radiohead lanzaron su nuevo álbum, In Rainbow, permitiendo que sus seguidores pagaran por él el precio que quisieran. El 60% no pagó nada.

Y aunque la industria aún se devana los sesos, los melómanos colombianos nos regocijamos de emoción, porque el año que pasa nos deja muy contentos. Y aunque los festivales nacionales de jazz y rock merecen apretones de tuercas en sus carteles, este año se demostró que Colombia es una plaza calurosa, que invierte en música y que con seguridad quedó con ganas de más.

Toques memorables

Björk

Bogotá, noviembre 17

El Palacio de los Deportes no pudo más con la ovación que recibió esta cantante durante la presentación de su último disco, Volta. Acompañada de un ensamble de vientos y dos DJ's, Björk puso a brincar como posesos a las 3.000 personas que acudieron a verla, en una presentación modesta, pero de excelente calidad técnica. Su sutileza, encantadora torpeza y polifacética voz llevaron a sus seguidores a un lugar muy cerca del éxtasis colectivo.

Caetano Veloso

Bogotá, agosto 11 de 2007

Un espectáculo íntimo y sobrio, pero al mismo tiempo lleno de energía y vitalidad. Con el simple apoyo de la guitarra, el bajo y la percusión, el reconocido artista brasileño logró realizar un periplo por lo mejor de su música a lo largo de estas cuatro décadas de vida sonora. Con autoridad y carisma, Veloso conquistó al público colombiano en su primera visita, regalándole Cê, su más reciente producción discográfica. Sin recurrir a sus interpretaciones en español, demostró que el lenguaje de la música es universal.

Soda Stereo

Bogotá, Noviembre 24

Con un chal sobre sus hombros y botas texanas, Cerati saltó al escenario y tocó Juegos de seducción. Interpretó éxitos ausentes en su despedida de 1997, pero retomó numerosos temas de sus primeros álbumes como Picnic en el cuarto B, Sobredosis de tv y Te hacen falta vitaminas. 60 mil fanáticos no podrán olvidar que vieron de nuevo a Soda Stéreo, ‘Su majestad'.

Serrat & Sabina

Bogotá, noviembre 14 de 2007

Para muchos expertos en el tema, estos dos personajes son los cantautores más significativos de habla hispana en los últimos 30 años. Por eso, escuchar sus canciones más famosas a dúo o rotándose los repertorios, fue una experiencia grandiosa. El concierto fue una exaltación a la camaradería, sin caer en el molesto mutuo elogio. Un show lleno de amistad, imágenes oportunas y risas.

Roger Waters

Bogotá, 9 de marzo

Para muchos, el mejor concierto de la historia. Cuatro generaciones seguidoras de Pink Floyd agotaron las boletas. Waters tocó tres horas entre fantásticos efectos visuales y escenográficos, hizo un impecable recorrido por los mejores momentos de la banda inglesa. Desde Animals y The Wall, hasta el repertorio de Dark Side of the Moon, Waters hizo vibrar al público con explosiones en el escenario, su famoso cerdo inflable y una vitalidad desbordante.

Memory almost full (emi)

El ex Beatle Paul McCartney presenta un conjunto de canciones cargadas de alegría, en un terreno entre el pop y el rock tradicional. Memory significó este año su llegada a los 64 años, edad que quedó consignada cuando McCartney compuso hace 40 años: When I'm 64.

Volta (Universal)

El lanzamiento de la cantante Björk sorprendió por su diversidad y perfecto equilibrio musical. La islandesa volvió a sus raíces más rockeras y electrónicas, incluso industriales, pero mantuvo la perturbada tranquilidad de sonidos armónicos y espaciales de otros álbumes.

In rainbows (EMI)

Desde OK Computer (1997), los británicos de Radiohead no mostraban toda la grandeza de su melancólico y rabioso rock mezclado con la experimentación electrónica. En la voz de Thom Yorke, el disco brilla y se convierte en uno de los hitos de la ya gran carrera de esta banda.

Residente o visitante (Sony)

Algunos creyeron que eran sólo provocadores pasajeros. Este disco demostró que los puertorriqueños de Calle 13 no sólo son expertos en obscenidades, sino que también pueden hacer muy buena música, distanciada de la simpleza musical del reggaetón.

Pinguería (Distritofónica)

Desde las calles de Bogotá, este disco se suma al gran trabajo que realizan jóvenes músicos al fusionar ritmos tradicionales de la costa con sonidos experimentales. En el segundo álbum de Primero mi tía, currulao y vallenato se conjugan en un nuevo lenguaje con el jazz y el rock.

"Música del viejo Chocó" (Guana Records)

Apareció "El Brujo" con todo y su timba para mostrar la magia que había ocultado este compositor chocoano de 81 años. Guayacán, Yuri Buenaventura y La Mojarra Eléctrica interpretaron sus creaciones, pero el estilo de Alfonso Córboba se impone.

"Soluciones para todo, menos para los problemas" (MTM)

Álbum doble: el primero recopila todo lo grabado por Hora Local en los 80. El segundo es un tributo a esta legendaria banda, en el que participan artistas como Aterciopelados, Odio a Botero, Nawal y Carlos Vives.

"Gózalo" (independiente)

El segundo trabajo musical de La 33 representó el resurgir de la salsa bogotana. Así lo han entendido los músicos liderados por los hermanos Sergio y Santiago Mejía, quienes proponen sonoridades muy tropicales y urbanas. Un esfuerzo independiente para escuchar y aplaudir.

"Neo tropical" (mtm)

Un compilado que hay que tener si uno es un confeso seguidor de lo que se ha denominado "Nuevas músicas colombianas". La fusión armónica del rock y el funk con los ritmos autóctonos de nuestras costas es el ingrediente más atractivo de esta propuesta neotropical.

"UN FUEGO DE SANGRE PURA" (MTM)

Aquí no podrá encontrar Te olvidé, ni Josefa Matía, pero se puede deleitar con cumbias, puyas, bullerengues, porros y XXdécimas inéditas. Con este trabajo, Los Gaiteros de San Jacinto se alzaron con un premio Grammy Latino muy merecido.

Música en diciembre

Juan Luis Guerra (EMI)

Juan Luis Guerra regresa con una selección de bachata, merengue y salsa de su estilo, que recuerda al viejo Juan Luis de Fogaraté y Bachata rosa. La llave de mi corazón, que viene acompañado de un DVD con videos, es un perfecto ingrediente para las fiestas de fin de año.

Superbailables del Año (SONY)

Esta vida, Borracha y A dormir contigo son algunos de los éxitos que contiene esta colección de 14 canciones bailables.

100 Boleros (EMI)

Para los nostálgicos, una centena de boleros clásicos compilados en cinco discos compactos. Incluye interpretaciones de Leo Marini, Lucho Gatica y Nat King Cole.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Los 50 años de Marc Anthony

Llega un nuevo disco póstumo de Prince