Salpican a Contralor por cartel de contratos

El empresario Alejandro Botero es el denunciante.

Alejandro Botero, empresario que denunció la supuesta existencia de un cartel de la contratación en el Distrito para beneficiar a amigos del senador Iván Moreno (hermano del alcalde, Samuel Moreno) con obras por cerca de $300.000 millones, enfiló ahora baterías hacia el contralor de Bogotá, Miguel Ángel Moralesrussi.

Según Botero, el funcionario habría sido mencionado como posible beneficiario de una comisión del 2% a cambio de acciones legales a favor de los contratistas del supuesto cartel, la cual sería pagada a través de Germán Olano, representante a la Cámara.

Botero sostiene que escuchó dicha versión en una reunión que habría ocurrido el 19 de enero en el norte de la ciudad, a la cual habrían asistido Emilio Tapia, Salomón del Valle, Ómar Alfonso Pérez Tejada, Javier Haddad, Julio Gómez y Jairo Aragón (algunos contratistas del Distrito). Durante el encuentro se habría discutido la manera de lograr la cesión del contrato de Transmilenio de la calle 26.

En diálogo con El Espectador, Moralesrussi negó haber recibido comisión alguna: “Pondré la demanda penal a que haya lugar. No permitiré que cualquier negociante de contratos me involucre sin pruebas”, expresó, y negó conocer a Botero y a Tapia.

“El país conoce mis actuaciones drásticas, mis auditorías, que han reflejado el problema de contratación. El tema de pirámide empresarial, que señalé en su momento y resultó veraz, demuestra que lo que dice este señor es una locura. Es una calumnia”.

Lo curioso es que la denuncia de Botero fue ampliada el 11 de junio en  la Contraloría Distrital ante subalternos de aquel a quien compromete con el cartel de contratistas.