Restitución de tierras

En sus primeras declaraciones el designado ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, ha sido valiente.

Ha planteado que uno de los principales objetivos de su gestión será la restitución de tierras a población campesina que fue desplazada por la violencia paramilitar y guerrillera de los últimos años. Pero el problema es mayor cuando se sabe que hay mucha población campesina que no tiene tierra de tiempo atrás.

Si Restrepo logra ese objetivo, pasará a la historia y se catapultará políticamente. La falta de tierras de una gran porción de la población rural ha sido una de las causas históricas de nuestro conflicto violento. Muchos de los cultivadores de coca en la frontera agrícola llegaron a esa situación por falta de tierra productiva y oportunidades de empleo e ingresos. Muchos de los migrantes que han llegado a las ciudades a engrosar los cinturones de miseria eran campesinos sin tierra buscando una oportunidad de vida digna. Pero para lograr el objetivo planteado, el Ministro tendrá que superar grandes escollos: hacer pasar por el Congreso una ley de restitución de tierras que opere de manera eficaz, obviando los procesos judiciales que son tan lentos en nuestro país. De otra parte, deberá buscar mecanismos expeditos para entregar tierras extinguidas de dominio a campesinos sin tierra. También deberán legalizarse ante registro tierras que el antiguo Incora entregó a campesinos pero que nunca se legalizaron. Y deberán revisarse anteriores adjudicaciones que hizo el Incoder en algunas regiones del país que aparentemente se hicieron cambiando a los originales dueños que habían sido desplazados por la violencia y se les adjudicaron a sus usurpadores. Muchos enemigos estarán al acecho, listos para impedir que esto suceda.

Si todo lo anterior se logra, estará llegándose a la mitad del camino. La otra mitad será implementar una política agropecuaria que destine toda su batería de instrumentos y recursos para acompañar a los pequeños campesinos con tierra en procesos de asociatividad, asistencia técnica, acceso a crédito y comercialización garantizada, para generar ingreso y bienestar.

*Director de Crece.

 

últimas noticias

Un huracán corporativo llamado Tesla