Proyecto de ley divide a los azules

Influyente figura conservadora busca rescatar la iniciativa.

Aunque Germán Vargas Lleras, ministro del Interior y de Justicia del gobierno Santos, fue claro la semana pasada al afirmar que no le caminará al proyecto de ley que pretende que el Fiscal General de la Nación sea elegido por el Presidente de la República, la iniciativa continúa generando polémica. A las diversas voces que se han opuesto a la propuesta del Gobierno saliente, ahora se suma una división en el interior del Partido Conservador. Mientras que un grupo de representantes a la Cámara de la colectividad azul apoya la iniciativa, otro se ha mostrado en desacuerdo.

El Espectador conoció que una joven y muy influyente figura de la colectividad azul intentará quemar los últimos cartuchos presionando a su bancada para evitar el entierro de la iniciativa y que la misma sea discutida en el Congreso de la República.

“Cuando Juan Manuel Santos estaba de candidato dijo que apoyaba esta idea, lo único que estamos haciendo es defender esa posición. Ante la dificultad que hay para nombrar al Fiscal, creemos que esa es una buena propuesta, teniendo en cuenta que las postulaciones las harían las altas cortes”, explicó el representante a la Cámara por el Valle del Cauca, Heriberto Sanabria Astudillo.

Esta voz es contraria a las de otros legisladores conservadores y la del propio nuevo ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, quien en entrevista a El Espectador calificó la propuesta de “inoportuna”, agregando que “el presidente Santos ha dicho que la reforma judicial será consensuada con las altas cortes”. Por las primeras manifestaciones, los miembros de los altos tribunales tampoco comparten la iniciativa, al punto que el magistrado Jaime Arrubla, presidente encargado de la Corte Suprema de Justicia, dijo a título personal que “es absolutamente inconveniente”.

En la misma dirección van las declaraciones del representante conservador por Bogotá, Telésforo Pedraza, quien insistió en que no es conveniente seguir “manoseando” la Constitución Política con este tipo de reformas y agregó que “no hay necesidad de hacer esa modificación, porque prácticamente el Presidente es el que elige al Fiscal, porque él no va a presentar en la terna a tres enemigos. Lo que sí tiene que buscar es que el Fiscal tenga ciertas características, como un amplío conocimiento del Derecho Penal”.