Disgustos por caída del peso

Molestia ante declaraciones del jefe del Emisor.

Un gran rechazo entre los empresarios y exportadores del país causaron las palabras de José Darío Uribe, gerente general del Banco de la República, en el sentido de que se debía poner más atención en los efectos positivos de la revaluación del peso frente al dólar.

“No afecta negativamente a todos los colombianos, porque los consumidores pueden comprar más y quienes están endeudados en dólares también tienen ventajas”, dijo el funcionario la semana pasada en la Comisión Tercera del Senado.

Palabras que cogieron por sorpresa a Carlos Eduardo Botero, director ejecutivo de Inexmoda. “El sector textil ha sufrido mucho desde hace cuatro años y hoy en día nos estamos volviendo más costosos por cuenta de la revaluación”, señaló, y agregó que “la industria necesita medidas urgentes, como la eliminación de la sobretasa a la energía”.

En el mismo sentido se expresó Augusto Solano, presidente de Asocolflores, quien indicó que los argumentos de Uribe reflejan la visión de un mercado complaciente con las importaciones: “Si todos nos volvemos ricos con un dólar a $1.000, pues tomemos todas las medidas para que ese sea su valor”.

En lo corrido del año, el peso se ha revaluado 11,19%, a pesar de que el Emisor, mediante intervenciones en el mercado cambiario, compró un total de US$1.600 millones. “Como dice el Banco, los beneficiados pueden ser los deudores en dólares y el turismo internacional, pero eso no compensa las pérdidas que tendrá el aparato productivo nacional”, opinó Javier Díaz, gerente de Analdex.