Rechazo político

Dicen que se atentó contra los buenos vientos del nuevo gobierno.

En una cosa coinciden los sectores que rechazaron el acto terrorista ocurrido frente a Caracol Radio en Bogotá: el carro bomba, además de causar daños humanos y materiales, atenta contra el buen escenario que se abría para un diálogo entre la guerrilla y el nuevo gobierno.

El ministro del Interior, Germán Vargas, advirtió que el Gobierno no aflojará ni un milímetro en la lucha frontal contra los violentos. Contó que la orden perentoria del presidente Juan Manuel Santos es redoblar la seguridad en todas las ciudades. “No es descartable que, a propósito del cambio de gobierno, organizaciones delincuenciales quieran hacer su presencia”, agregó Vargas.

El ex candidato presidencial Antanas Mockus dijo que los violentos no necesitan probar su capacidad de hacer daño mediante la ambigüedad que encierra un ataque con carro bomba. Esto no sólo pone en riesgo la vida de terceros, sino que también aleja el momento de las conversaciones. Y añadió: “Es una reacción de quienes son enemigos del diálogo y desconocen lo sagrado de la vida”.

Desde el Polo Democrático Alternativo (PDA), su presidenta Clara López sembró la duda: “Pareciera que se quiere ahogar el nuevo aire de distensión creado en pocos días por el presidente Santos con el restablecimiento de relaciones con Venezuela, la reunión con las altas cortes, el trato digno a la oposición y la mención de un posible diálogo de paz”. El ex candidato presidencial Gustavo Petro propuso convocar una marcha de repudio a la violencia.

En el Partido Liberal, Rafael Pardo condenó la acción terrorista y aseguró que estos actos les hacen daño a los colombianos y “lesionan la integridad de una sociedad que a toda costa quiere dejar atrás aquellos tiempos de terrorismo y de una nación que se resiste a dejarse atemorizar”.

Hasta hubo una proposición de la Comisión de Derechos Humanos y Audiencias de la Honorable Cámara de Representantes, de la que hacen parte, entre otros, Consuelo González de Perdomo, Iván Cepeda Castro y Germán Navas Talero, para rechazar el atentado, manifestar solidaridad y solicitar a las autoridades competentes una pronta y eficaz investigación, que lleve ante los tribunales a los autores materiales e intelectuales del hecho.

El presidente del Congreso, Armando Benedetti, consideró que el atentado no debe cesar los esfuerzos que ha hecho el Estado en los últimos años para combatir todas las manifestaciones de los terroristas y agregó que hay que incrementar los esfuerzos para que la política de seguridad democrática garantice que en las zonas urbanas no se repitan estas acciones

Dos situaciones resaltó el ex fiscal Alfonso Gómez Méndez tras la explosión. La primera, que no hayan salido a acusar a nadie sin haberse iniciado una investigación a fondo. Segundo, que no se haya ofrecido recompensas y que por encima del ánimo de lucro se ponga la solidaridad ciudadana.

últimas noticias