'Me encanta la controversia': Gloria Zea

Este sábado será la apertura de la exposición 'Artes Visuales en Colombiadesde 1810 hasta 2010' en el MamBo.

¿Cómo va a celebrar el MamBo el Bicentenario?

Con la exposición Artes visuales de Colombia desde 1810 hasta 2010. Se trata de seis videos que trazan el desarrollo de las artes visuales en Colombia y las creaciones de 703 artistas que han trabajado en estos 200 años.

¿A través de qué artista se podría entender hoy a Colombia?

Son tantos y tan importantes que es casi imposible reducirlo a uno solo. Al ver la exposición del Bicentenario, se pueden encontrar muchas respuestas al respecto.

¿Cuál ha sido la época dorada de la cultura en Colombia?

Los ocho años de mi administración de Colcultura.

Su mayor logro en ese organismo.

Fueron tantos... No fui yo sola, fue todo un equipo que transformó la cultura en Colombia. Antes se consideraba como algo para señoras, sin ninguna importancia, y después de mi administración, la cultura entró a tener relevancia y a ser uno de los polos de desarrollo en el país.

Una experiencia cultural que la haya marcado.

Esta exposición en la que vengo trabajando año y medio con el apoyo de la empresa privada, el Ministerio de Cultura y el Distrito.

¿Por qué su gestión siempre ha estado relacionada con la controversia?

Cuando uno se destaca en algún campo, naturalmente genera amores y antipatías. Me parece que eso habla muy bien de lo que uno hace. No me importa ni me molesta la controversia, me parece útil, me encanta. Significa que estoy viva.

¿Cuál ha sido su dolor de cabeza trabajando por la cultura?

La falta de dinero toda la vida. Todos los años es la creación del mundo. Yo empiezo en enero sin saber cómo voy a terminar el año. Eso es lo que soy, una luchadora.

¿Qué le dejó Marta Traba a la cultura en el país?

Ella abrió las puertas del arte contemporáneo, fue como un soplo de aire fresco. Cometió muchas injusticias con algunos artistas y esta exposición recupera esas figuras tan importantes en el desarrollo del arte colombiano.

Un recuerdo de Marta Traba.

Fue mi profesora y yo la adoré, le tenía y le tengo una admiración gigantesca. Un día me invitó a almorzar y me dijo que yo era la nueva directora de Museo de Arte Moderno. Ese fue el comienzo, obviamente no había un peso, y lentamente el Museo fue consiguiendo fondos.

Su mayor obra de arte.

Mis tres hijos, tres Boteros maravillosos, los mejores que ha hecho el maestro y que no se pueden colgar en la pared.

¿Se considera una hacedora de sueños?

Sí, eso es lo que soy. Me gusta pensar en grande y en cosas imposibles.

¿Qué le deja haber dedicado gran parte de su vida al arte?

Soy una privilegiada por haber trabajado en el campo de las artes visuales y las diferentes expresiones de la cultura en general.

¿Qué le falta a la cultura hoy en Colombia?

Terminar la ampliación del Museo de Arte de Bogotá y la del Museo Nacional.

¿A cuántos eventos culturales asiste usted a la semana?

Voy a todos los que tenga que asistir.

¿Qué tal la ópera hoy en Bogotá?

Una absoluta maravilla, estamos en el nivel de cualquier ciudad importante del mundo. Este año va a ser una temporada extraordinaria, con los mejores solistas nacionales e internacionales.

¿Cómo pinta el futuro del arte en el país?

Bastante bien. Los recintos que pueden exhibir el arte en Colombia se han quedado pequeños, ya no caben los artistas.

¿Qué es lo que más daño le ha hecho a la cultura?

La falta de dinero.

¿En materia de crítica de arte a quién le cree?

Hay maravillosos críticos de arte en Colombia, lo que no hay es espacio para publicarlos.

Su proyecto más grande.

Mantener el Museo de Arte de Bogotá, que hoy tiene 3.000 obras en su exposición permanente.

¿Qué le espera a la cultura con el nuevo Presidente y la nueva Ministra de Cultura?

Las cosas más maravillosas del mundo. La Ministra toda la vida ha trabajado en la cultura y eso tiene un gran valor.

¿Qué se debe hacer para que el arte nacional tenga más visibilidad en el exterior?

Lo único que se necesita es apoyo económico para poder poner a viajar las exposiciones. El talento está ahí. La obra de los artistas colombianos es la mejor de América Latina, es la más seria.

¿Qué artistas están dentro de su círculo de amigos?

Todos. Son 41 años al frente del Museo y ha sido todo un proceso al lado de ellos. Todos han sido mis amigos del alma, desde los que están muertos hasta los jóvenes. Esta exposición es un homenaje a todos ellos.

Un cuadro de Botero que considere muy importante para el mundo del arte.

Tengo una gran admiración por Fernando Botero. Por eso me casé con él. Desde el primer momento supe que era un gran artista. Me deja estupefacta la infinita creatividad de su obra, su técnica, su capacidad, cada nueva exposición me deja deslumbrada. Es un extraordinario artista, por eso mismo es imposible definir sólo un cuadro.

Si tuviera los medios, ¿qué obra soñaría con tener?

Las que tengo colgadas en mi casa. Mi única tristeza es que ya no tengo más paredes.

¿Porque algunos siguen pensando que la cultura es elitista?

Porque son perfectamente ridículos, no tienen ni idea de lo que es el desarrollo cultural en Colombia que hoy en día es absolutamente monumental.

¿En Colombia tenemos una política cultural o es simple politiquería?

Creo que ha habido demasiadas políticas culturales. Cada Ministro que llega trae una nueva política cultural entonces vamos como el cangrejo, dos pasos para adelante y dos pasos para atrás.

¿Es mentira que la ópera y la música clásica están diseñadas para unos pocos?

Es la mentira más grande. Para amar la ópera y la música clásica sólo se necesita tener oídos y escuchar. Es la música más hermosa que se ha escrito.
                            
¿Qué exposición del Mambo recuerda gratamente?

Todas, han sido 41 años al frente del museo, es imposible resumirlas. Hemos mostrado grandes exposiciones de todos los grandes creadores nacionales y de muchos internacionales.

Temas relacionados