¿A una nariz de la corona de Miss Universo?

Expertos consideran a Natalia Navarro favorita para ganar en Las Vegas, pero su actuación en las preliminares siembra dudas.

Faltan sólo dos días para que el mundo sepa quién será la sucesora de la venezolana Stefanía Fernández, y a diferencia del año pasado, esta vez el nombre de Colombia sí brilla con fuerza en Miss Universo.

La reina de 23 años no sólo comenzó con pie derecho su participación en el certamen al ser elegida como una de las seis delegadas que promocionó el evento en medios estadounidenses, sino que los expertos en belleza apuestan con seguridad que la colombiana será protagonista en la noche final.

Afirman que con un poco de suerte y prendiéndole una que otra velita a los santos, el jurado podría caer rendido ante la belleza y carisma de Natalia y quizá por fin se repita la hazaña que Luz Marina Zuluaga logró hace 53 años.

“Ella es una chica muy guapa, es preciosa y se nota que está entregada a su papel y por eso pienso que le tiene que ir muy bien”, asegura la ex Miss Universo mexicana Lupita Jones, quien a pesar de sentir favoritismo por la barranquillera, no oculta que espera que la ganadora sea su pupila Ximena Navarrete.

Pero el gusto por nuestra reina no para allí. Ante los ojos de la actual Miss Universo, la reina costeña que la noche de coronación afirmó ser una “berraca” y un poco “cabezona”, tiene luz propia y no es una belleza cualquiera.

“Natalia es espectacular y aunque no puedo negar que quiero que gane Venezuela y podamos hacer realidad la tripleta, sé que esta vez ustedes pueden tener una Miss Universo y se lo merecen”, comentó Stefanía, quien de paso defendió la decisión de la Señorita Colombia de no escuchar los ruegos de muchos seguidores que le pedían a grito entero que se operara la nariz. Un ruego que otros consideraban exagerado y absurdo. “Cada persona es dueña de su cuerpo y decide qué hacer con él y a mí me parece que Miss Colombia se ve divina como está y no necesita ningún arreglo adicional”, comentó la venezolana, al tiempo que alabó la actitud y simpatía de Natalia. “Hace unos días fue su cumpleaños junto con Miss Australia y aunque le regalamos unos globos y un sombrero, Natalia dijo que su deseo era ganar y creo que se le puede cumplir”.

Pero qué opina sobre nuestra reina el presidente de Miss Venezuela, Osmel Sousa. Seis Miss Universo, cinco Miss Mundo, cinco Miss Internacional y muchos virreinatos en su carta de presentación le dan autoridad de sobra para hablar de belleza y vale la pena prestarles atención a sus comentarios. Aunque no niega su atracción por la colombiana y le da opciones de ganar, le lanza una que otra pulla. “Ella es una mujer bella y tiene buena estatura, pero se debió haber operado la nariz”, dice el gurú de los concursos, explicando que “detallitos” como ése pueden quitarle la corona de las manos, pero advierte que la actitud puede borrar hasta el defecto más evidente.

“Si ella hubiera estado en Miss Venezuela la habría convencido de habérsela arreglado porque Miss Universo es la imagen de muchas fotografías y una nariz grande a veces no registra bien, pero igual ella tiene una excelente personalidad y siempre he dicho que actitud mata belleza”. Sousa también aprovechó para mencionar que una de las razones por las que Colombia no ha vuelto a acariciar las perlas de la corona universal y ha tenido que conformarse con cuatro virreinatos es el concepto que maneja el Concurso Nacional de Belleza de Cartagena. “Las colombianas siempre son muy bellas, pero Colombia no escoge niñas con experiencia, sino que prefiere muchachas de sociedad y a las modelos, que tienen todo para ganar, luego las sancionan por algunas de sus fotos. Mientras eso no cambie van a seguir igual”.

Y como si el apoyo de los expertos no fuera suficiente, Natalia Navarro también goza del favoritismo de sus propias compañeras, que generalmente en este tipo de certámenes suelen ser diplomáticas y mencionan que todas son bellas y todas merecen la corona. Miss Perú, Giuliana Zevallos, asegura que el cuerpo de la colombiana es envidiable y admite que la prensa internacional le ha prestado un interés especial a la barranquillera por su belleza y su aura de triunfadora. “Ella es una dura competidora y eso se nota y todos los reporteros quieren entrevistarla, pero sólo el lunes en la noche de coronación se sabrá la verdad y yo espero ganar”.

Miss México, Ximena Navarrete, se une a la reina limeña y comenta que nuestra soberana es una de las rivales más fuertes para vencer. La ubica dentro del grupo de máximas favoritas, donde además de ellas dos suenan con fuerza Miss Australia, Miss Venezuela, Miss Filipinas, Miss Rusia, Miss Francia y Miss Irlanda. “Con Natalia nos llevamos muy bien desde que nos escogieron para hacer un tour de prensa en Los Ángeles y pienso que además de ser bellísima es muy divertida. No entiendo cuál fue todo el problema que armaron con su nariz, yo la veo muy linda”.

Y aunque los hinchas de la Señorita Colombia meten sus manos al fuego y aseguran que sin duda este lunes ella tendrá un cupo asegurado entre las 15 semifinalistas que se disputarán la corona de Miss Universo, el cielo del triunfo podría comenzarse a nublar para Natalia. La razón. Su desempeño en los desfiles preliminares del jueves que se realizaron en el Mandalay Bay de Las Vegas y donde un jurado escogió al grupo de finalistas que sólo será revelado el lunes cuando comience la transmisión de Miss Universo.

Aunque algunos afirman que Natalia hizo un buen papel en su presentación en traje de gala y en traje de baño, otros más severos aseguran que la reina no sólo no mostró su garra, sino que su vestuario fue un total desacierto. Ahora temen que el sueño de llevarles la corona a los colombianos se haya derrumbado y como ha ocurrido en otras ocasiones el favoritismo no le alcance para que el nombre de Colombia se escuche en el escenario. Amanecerá y veremos...