Relevos en cúpula de la Policía

El rescatado general Luis Herlindo Mendieta irá a España.

El presidente Juan Manuel Santos y el director de la Policía Nacional, general Óscar Naranjo, anunciaron los cambios aplicados en los más altos cargos de la Fuerza Pública. Para empezar, se supo cuál será el destino del recién rescatado general Luis Herlindo Mendieta: España. Mendieta, que acaba de cumplir su segundo mes de libertad tras casi 12 años en poder de las Farc, viajará al país ibérico como agregado policial.

A encabezar la lucha antidrogas llegó uno de los oficiales que más ha estudiado el tema del narcotráfico: el general César Augusto Pinzón. Ex director de la Dijín y hasta hace 24 horas comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, fue uno de los cerebros detrás del arresto de Daniel Rendón Herrera o Don Mario y, formado como está en inteligencia, tiene un amplio dossier de las actividades de Daniel El Loco Barrera y Pedro Oliverio Guerrero, alias Cuchillo.

A la Policía Metropolitana de Bogotá llegó quien hasta este viernes era el director Antinarcóticos, el general Francisco Patiño. El general Nicolás Muñoz, hasta la fecha director del Gaula, fue nombrado en la Dirección de Protección. Al Gaula retorna el general Humberto Guatibonza. Y el general Luis Gilberto Ramírez, quien estaba en la Dirección de Inteligencia, asumió como secretario de Seguridad de la Presidencia de la República.

Orlando Páez, comandante de seguridad ciudadana, será el inspector general de la Policía, posesionándose así en el tercer cargo más importante dentro de la línea de mando de la Policía. Mientras que la Dirección de Investigación Judicial (Dijín) quedó en manos del general Carlos Ramiro Mena Bravo. Entre sus credenciales figura el haber promovido, en los años 90, un grupo conocido como los ‘Yuppies’, que no era otra cosa que la selección de oficiales destacados para perseguir las finanzas del cartel de Cali y el del norte del Valle.

Además, tres generales de dos soles pidieron ser retirados de la institución: Luis Alberto Moore Perea, Dagoberto García Cáceres y Julio César Santoyo.