Dos hermanos bolivarianos

Gobiernos de Colombia y Venezuela restablecieron sus relaciones.

“Me siento muy contento por esta visita. Ha sido muy interesante. Hemos hablado de todos los temas que están sobre la mesa y muchos más”. Con esa declaración tranquila, rematada con una sonrisa, el presidente venezolano, Hugo Chávez, anticipó este viernes el restablecimiento de relaciones diplomáticas, políticas y comerciales con Colombia.

Ha sido un largo camino desde el primer día de marzo de 2008, cuando el bombardeo a un campamento de las Farc en Ecuador impuso un mano a mano presidencial entre Bogotá y Caracas en el que no han faltado los enfrentamientos, las amenazas, las rupturas totales y definitivas de las relaciones y las posteriores reconciliaciones.

Un final esperado, sobre todo, por los exportadores colombianos, a quienes Venezuela les adeuda alrededor de US$800 millones por facturas atrasadas (ver gráfico).

Y fue el propio Nicolás Maduro, canciller venezolano, quien, acompañado por María Ángela Holguín, su similar colombiana, anunció que ambos países volverán al diálogo y a la cooperación armónicos. “Queremos unas relaciones más transparentes”, indicó Maduro.

Un logro que es posible gracias a una vieja estrategia: la creación de cinco comisiones de trabajo que tendrán como misión superar los escollos más grandes en las relaciones binacionales y elaborar estrategias para fortalecer esta nueva era de diplomacia.

La primera de ellas, compuesta por los ministros de Comercio de ambos países, se encargará de encontrarles una salida a las deudas con Colombia. Su primera meta es desembolsar “en los próximos días” un total de US$200 millones y solucionar el resto de la deuda. También les pondrá freno a la sobrefacturación y al contrabando en los más de 2.200 kilómetros de frontera; otra de sus tareas es el fomento del turismo de lado y lado.

El segundo grupo de trabajo diseñará un acuerdo para proteger los intercambios binacionales después de abril de 2011, cuando Venezuela se retire de la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

La seguridad, tema que tantos dolores de cabeza causó entre ambos países durante el gobierno del ex presidente Álvaro Uribe (2002-2010), será abordada por la tercera comisión, que perseguirá la comunicación permanente entre Bogotá y Caracas. Y aunque no trascendió qué asuntos serán tratados, se espera que Colombia atienda la petición de la Fiscalía venezolana de extraditar al narcotraficante Walid Makled, alias El Turco, uno de los más buscados en el mundo y detenido este viernes en Colombia.

 Las dos comisiones restantes se encargarán de proyectos de inversión social y de infraestructura, y tendrán un grupo de trabajo dedicado al tema energético

“En cada una de ellas vamos a tener que hacer un gran esfuerzo para conversar con la mayor franqueza posible y empezar a armar una agenda en temas de cooperación y de propuestas a los presidentes”, explicó Maduro.

Previamente, Holguín hizo un llamado para enfocar la atención a las poblaciones en la zona de frontera: “Estamos en mora desde hace mucho tiempo de brindarles una estabilidad y una calidad de vida acorde con la riqueza de esa región”.

La efectividad de cada una de las comisiones, que inició trabajos este viernes mismo, definirá el futuro de esta nueva reconciliación.