'Tirofijo', ahora a la televisión

Este domingo a las 10:00 p.m. en el canal National Geographic se estrena la historia de 'Manuel Marulanda Vélez'. Una recopilación de los episodios más dramáticos de la vida del máximo líder de las Farc.

Pedro Antonio Marín, alias Manuel Marulanda Vélez o Tirofijo, sobrevivió a 16 presidentes de Colombia. Pasó de ser un campesino sin educación formal que fundó —junto con Jacobo Arenas— una guerrilla bajo la sombra del comunismo en 1964, a convertirse en el despiadado líder de una organización terrorista que manchó de sangre la vida de seis generaciones de colombianos.

“La historia de Tirofijo es, en cierta forma, la historia de mi vida, de las bombas, de la violencia con la que crecí”, afirma en diálogo con El Espectador Jaime Escallón, el joven de 32 años que convirtió en documental la vida del guerrillero fallecido. “Fue un ser tan sagaz como ingenuo. Un conocedor de la guerra porque la vivió pero también la estudió en los libros que le llevaban”, explica.

Con un presupuesto de cerca de 200.000 dólares, una preproducción de año y medio y el apoyo de la revista Semana, el Canal RCN y la productora Imagina, el documental nació como la segunda parte de una trilogía con la que Escallón pretende contar la historia reciente de la violencia en Colombia. La anterior fue Jaque, sobre la exitosa operación de rescate, y la tercera será sobre la vida de los hermanos Carlos y Vicente Castaño.

Pero Tirofijo ha muerto, como se titula el documental, no es la historia de Marulanda, sino la del diálogo roto entre una guerrilla que pasó de los ideales políticos de los años sesenta al narcotráfico sanguinario de los 90, y un Estado que ha sido incapaz de controlarla. Y es también la historia de las mentiras que el que llegó a ser el guerrillero más viejo del mundo les dijo a los tres gobiernos que quisieron firmar la paz.

Comienza contando —muy por encima— el nacimiento de las Farc. Apoyado en anécdotas y narraciones de personajes como Belisario Betancur, Rafael Pardo, Antonio Caballero, Alfredo Molano, Rosemberg Pabón y Andrés Pastrana, va haciendo un recorrido por las arbitrariedades del guerrillero, las múltiples veces en que faltó a su palabra y los excesos de violencia que han caracterizado a Colombia.

Según cuenta el director, varios personajes políticos estuvieron muy prevenidos a la hora de participar en la realización del documental, pues según le decían, temían que fuera una “apología”, pero finalmente algunos accedieron a hablar. Es el caso del ex candidato Rafael Pardo, quien se negó a participar la primera vez que le hablaron del proyecto, según dijo: “Porque no habla de personas que están fuera de la ley”. Sin embargo, después accedió a hablar del tema, una mañana desde su casa. El ex presidente Belisario Betancur también tuvo algunos reparos, pero finalmente se refiere a la toma del Palacio de Justicia.

El documental cuenta, entre otras cosas, cómo Marulanda convirtió el narcotráfico en el sustento millonario de la guerrilla y el secuestro en su herramienta más inhumana de presión política. Narra cómo fueron exterminados despiadadamente tres mil miembros de la Unión Patriótica, el brazo político de las Farc. Relata los asesinatos de Jaime Pardo Leal, Carlos Pizarro y Luis Carlos Galán. Revive los episodios que ningún colombiano quisiera haber vivido y al final deja la sensación de que la violencia ha sido excesiva y el país se merece la paz. Con este documental, su autor espera aportar un grano de arena no sólo a la historia del país, sino al sueño de esa paz que tanto se ha demorado en llegar.

Una de las historias que más resalta Escallón es la de Jorge Arenas Marín, primo de Tirofijo, quien llegó a ser el jefe de los bomberos de Armenia. Según cuenta en el documental, Jorge entró a la guerrilla a los 13 años como el que le hacía los mandados a Manuel Marulanda. Así pasó varios años, hasta que su primo desapareció y sólo volvió a verlo durante el proceso de paz del presidente Belisario Betancur en Uribe. De nuevo perdió el rastro de su familiar y sólo supo de él cuando apareció junto a Sandra, su compañera de muchos años, en el Caguán.

“Para todos los colombianos es un asunto muy personal la vida de alias Tirofijo, dice el autor. “Hay que conocerlo, comprenderlo y entenderlo para ponerlo en la perspectiva del presente. En la medida en que todos sepamos un poco más sobre las Farc, podemos convertir esa rabia en un canal para tratar de resolver ese asunto”, reitera Escallón.

El director define a Manuel Marulanda Vélez como “un personaje que ni siquiera confiaba en su pareja de toda la vida. Un campesino que se convirtió en una máquina de guerra”. Y está convencido de que este tipo de producciones abren un espacio al aprendizaje. “En Colombia no existen espacios para hablar de la historia del país. Hay lugar para realities, telenovelas, etc ., pero no para la historia. Lo que queremos es generar esos espacios de reflexión”, argumenta.

Jaime Escallón explica que el documental, de una hora de duración, está dividido en seis capítulos: ‘La resistencia: 1948-1964’, que ubica a los televidentes en la situación política que vivía el país cuando Pedro Antonio Marín (nombre real de Tirofijo) tenía la intención de pertenecer a un grupo que supuestamente luchara por los ideales del pueblo. Luego siguen ‘El guerrillero: 1964-1982’, ‘El estratega: 1982-1989’, ‘El guerrero: 1991-1999’ y ‘El camaleón: 1999-2002’, el cual cuenta el proceso de paz que el ex presidente Andrés Pastrana intentó realizar en San Vicente del Caguán. El último capítulo de Tirofijo ha muerto es ‘El terrorista: 2002- 2008’, que se enfoca en los métodos que las Farc adelantaron en esos años para ser autosostenibles.

La producción del documental duró un año y aunque fue terminado en octubre de 2009, los realizadores y el canal NatGeo decidieron presentarlo en el marco de las celebraciones del Bicentenario de la Independencia pues, según la productora, el programa es “un documento histórico”.

El de este domingo será el estreno en NatGeo para toda América Latina, incluido Brasil. Más adelante habrá una premier especial en canales nacionales de Colombia, República Dominicana y países europeos. Todavía no es claro si se vea en los canales latinos de Estados Unidos. “Pero es seguro que en algún momento llegará”, dice Escallón.

 

últimas noticias

El problema no es Nicolás Maduro

Así rescatan migrantes en el Mediterráneo