“Somos de bajo costo, pero no inseguros”: Francisco Méndez

El presidente de Aires considera que el accidente les servirá para aprender, seguir adelante, crecer y ofrecer la posibilidad de volar barato.

Aires, la pequeña empresa que en muy poco tiempo pasó de ser una aerolínea regional a convertirse en la segunda del mercado, después de Avianca, y sobre la cual las autoridades tenían puestos sus ojos por el desbordado crecimiento de sus rutas, se convirtió en una víctima más de la naturaleza, al ser derribado por vientos de costado su avión Boeing 737, con 121 pasajeros a bordo, cuando intentaba aterrizar en el aeropuerto de San Andrés.

El presidente de la compañía, Francisco Méndez, en entrevista con El Espectador, explicó cómo afectó el siniestro la aerolínea, qué medidas se tomarán para salir adelante y qué acciones adelantará para recomponer las operaciones. Méndez sostiene que la compañía es segura y que no hay razón para pensar en que por ser aerolínea de bajo costo se disminuyan los recursos para su mantenimiento.

¿Con el siniestro en San Andrés Aires quedó herida de muerte?

Para nada. Aires no está en crisis, ni mucho menos. El incidente es ese tipo de cosas que suceden, que son inherentes a la operación aérea y que le pueden suceder a cualquier aerolínea en el mundo. De hecho, son temas incontrolables, ya que uno no puede pelear contra las fuerzas de la naturaleza y esto lo que nos pone son unos retos adicionales en todo sentido, para la organización, y lo que creo es que nos da la oportunidad de mejorar, de aprender y para allá vamos.

¿Por qué se produjo el accidente?

Todo indica que fue por factores meteorológicos. La investigación dirá realmente qué fue lo que pasó. Nada, aparentemente, tiene que ver con una falla del avión. Sabemos que la condición de la aeronave era impecable y tenemos testimonios de la tripulación que parecen indicar que fueron problemas meteorológicos. Como presidente de Aires les digo que deben estar tranquilos. Que Aires es una compañía que invierte en su mantenimiento, que invierte en sus seguridad, que invierte en sus operaciones.

¿Este es el primer accidente de la aerolínea?

No, pero el de San Andrés es el primer accidente con fatalidad en la operación jet, con la muerte de la señora Amar Fernández. En Bogotá hubo un incidente de un Dash que se salió de la pista. Hace muchos años tuvimos uno en el Nevado del Tolima, donde un Bandeirante se siniestró y murieron sus ocupantes.

¿Cómo se van a reponer de este golpe?

Este tipo de accidentes generan reacciones de la opinión pública y más cuando el avión siniestrado es de una compañía de bajo costo. Sin embargo, en términos generales, estamos tranquilos, ya que la Aeronáutica Civil ha sido superclara al decir que el avión estaba en perfecto estado. El avión no tenía un solo reporte en mantenimiento. Estaba en perfectas condiciones de aeronavegabilidad. La tripulación cumplió a cabalidad con el Reglamento Aeronáutico Colombiano (RAC). Aires no está en crisis y por ello seguirá trabajando, creciendo y expandiendo sus operaciones. Sólo esperamos los resultados de la investigación, que creo serán rápidos.

El crecimiento de Aires generó muchas quejas por retrasos en los vuelos, ¿qué pasará ahora con un avión menos?

Lo primero que hicimos fue reestructurar la operación. Eso ha causado, evidentemente, algunos inconvenientes operacionales. Que falte un avión, eso impacta la operación. Por ello se rediseñaron los itinerarios desde el primer día. Eso provocó la cancelación de algunos vuelos y fue necesario retrasar o adelantar algunos, razón por la cual les pido a nuestros clientes un poco de paciencia mientras se consolida el proceso de ajuste, que no durará mucho.

¿Van a reemplazar el avión?

Claro. Ya lo estamos buscando. Por ahora la otra semana incorporamos una nueva aeronave. Un Dash Q-400 con capacidad para 79 pasajeros, lo que nos permitirá mejorar la operación en las rutas troncales y acomodar las frecuencias internacionales. La idea es que antes de que concluya el año la flota sea de 28 aeronaves. 10 Boeing 737, 11 Dash Q-200 y 7 Dash Q400. Uno de estos aviones lo vamos a tener backup operacional, lo que mejorará el servicio.

¿De quién es Aires?

Los propietarios de Aires son 60 familias de Tolima y Huila. Son socios originales que adquirieron las acciones en el momento de crearla.

¿Cuánto puede costar la compañía hoy?

No hay valoraciones recientes, pero pasamos de vender US$80 millones en 2007 a US$300 en 2010. Es una empresa que ha aumentado su valor significativamente.

¿Aires tiene deudas?

Tiene una deuda de corto plazo, con la banca local. Pero no pasa de los US$12 millones.

Los precios bajos hacen creer a la gente que esto incide en la disminución de seguridad, ¿es cierto?

Hay que separar los temas comerciales, de crecimiento y de seguridad. Aires es una compañía certificada por varias entidades aeronáuticas del mundo. Por ser colombiana está certificada y controlada por la Aerocivil colombiana.

¿Se sienten perseguidos por el Gobierno?

No. Sin embargo, en los últimos dos años Aires ha sido la empresa más auditada por la Aerocivil. Y creo que es la aerolínea más vigilada en la historia de Colombia. Lo cual da una garantía al usuario y a los socios de que las cosas se están haciendo bien. Además, está certificada por la FAA de los Estados Unidos y la JA de la comunidad europea. Estamos acreditados con ISO 9000.

Desde el punto de vista de seguridad aérea, ¿Aires es fiable?

Claro que sí. Somos una compañía de bajo costo, pero segura. Nuestros controles de seguridad y calidad son auditados permanentemente no sólo por las autoridades aeronáuticas, sino también por entidades como Bureau Veritas. Desde el punto de vista de seguridad aérea, Aires es una compañía, que independiente de su modelo, que es exitoso, probado, tiene estándares más rigurosos. Una cosa es el crecimiento comercial y otra el tema de seguridad, que no se afecta porque estamos obligados a cumplir con las normas de seguridad como cualquier otra aerolínea. El hecho de que sea de bajo costo no incide en que se reduzcan los dineros para el mantenimiento. El Reglamento Aeronáutico Colombiano (RAC) aplica igual para cualquier aerolínea nacional. Por eso Aires es fiable.

¿Es una empresa sólida?

Es tan sólida, que en medio de la crisis ha dado utilidades. En el primer semestre de este año la utilidad operativa, el ingreso antes de impuestos, superó los $17 mil millones, lo que equivale al 7,52% de las ventas. Y la neta fue de $3.168 millones, que equivale al 1,34% de las ventas. Me atrevería a preguntarle a la competencia los resultados de ellos, que todavía no los saben, para que veamos la diferencia entre una compañía verdaderamente eficaz y una tradicional.

¿Cuántos pasajeros transportó el año pasado?

Movimos casi 1,2 millones de pasajeros y este año pretendemos mover 3,1 millones, lo que significa un crecimiento del 98%. Esto nos permitió alcanzar una participación en el mercado del 21,5 %, lo que nos permite mantener el segundo lugar en el mercado.

Ustedes volaban a Maracaibo, ¿qué pasará con esta ruta?

Decidimos suspender porque se nos venció el permiso de operación y no nos lo renovaron. Esperamos que con la normalización de las relaciones comerciales entre los dos países podamos retomar esta ruta.

¿Está a la venta?

No. Está a la vista. Es una compañía atractiva, pero no está a la venta. Pocas aerolíneas se pueden dar el lujo de haber capturado mercado en tan poco tiempo como lo hizo Aires. Los socios no están pensando en venderla.

Evolución de la aerolínea Aires

1980

Octubre

Empresarios del Huila y Tolima deciden crear una aerolínea que les permita tener una conexión rápida con Bogotá. La compañía es bautizada con el nombre de Aerovías de Integración Regional (Aires).

1981

Febrero

El 23 de febrero, Aires inicia operaciones aéreas con cuatro aeronaves Embraer Bandeirantes, en las rutas Bogotá-Ibagué y Bogotá-Neiva y otras regionales.

1994

Agosto

La empresa toma la decisión de incorporar los aviones Dash 8-100 y 300. Se traen cinco, con lo cual se expande la operación a la Costa Atlántica y otros destinos comerciales.

2006

Junio

Se renueva la flota. Se cambian los aviones Dash 100 y 300 por los Dash 200, aeronaves con mayor capacidad y alcance, que le permiten a la compañía ingresar al mercado internacional.

2008

Noviembre

Luego del cambio de modelo de negocio, es decir, una operación de alta eficiencia, conocido como aerolínea de bajo costo, la compañía Aires incorpora el primer avión Boeing 737.

2009

Noviembre

Aires decide entrar en las rutas troncales locales y penetrar en los mercados internacionales como Fort Lauderdale y Nueva York y para ello incorpora seis aviones Boeing 737. En 2010 incorpora cuatro más.

Temas relacionados

 

últimas noticias