Voces a menor escala

Más de cien niños entre 10 y 14 años integranel coro. Sólo 22 participan en la gira por Suramérica. Con registros entre altos y sopranos, este colectivo interpretará obras del Renacimiento y piezas populares.

Los Rolling Stones llevan 48 años juntos. U2 celebró su cumpleaños número 33 y la Orquesta de Chicago festejó un siglo de actividades hace dos lustros. Sin embargo, pocos colectivos se pueden dar el lujo de decir que están en escena desde el Renacimiento y aún tienen agendas de presentaciones por todo el mundo.

El coro de los Niños Cantores de Viena se creó en el siglo XV, aunque su fundación oficial tiene fecha de 1924. Su director artístico Gerald Wirth, pianista, oboísta y director de orquesta, cuadró con el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá la presencia de estos “chicos maravilla” en Colombia.

El propósito inicial del coro era el acompañamiento a la misa… ¿Ese objetivo ha cambiado?

El coro fue creado por el emperador Maximiliano I, y  si bien el  se creó con el objetivo de acompañar los servicios religiosos, tenía el segundo objetivo de interpretar música para la  Corte del Emperador. En 1920 el coro empezó a hacer presentaciones y ni siquiera en tiempos de guerra dejó de ensayar.

¿Cómo se desarrolla un trabajo profesional con unos niños que no son profesionales?

Por un lado los niños aman cantar y están preparados para dedicarle a la música tiempo y esfuerzo. Es como todo, se necesita constancia, voluntad y amor.

Usted formó parte del coro, ¿cómo veía su funcionamiento y alguna vez pensó en ser su director artístico?

Yo admiraba mucho a mi director, amaba la música coral y me parecía increíble todo lo que estaba relacionado con las giras y las presentaciones. Sin embargo, en ese tiempo soñaba con ser un gran cantante de ópera, nunca pensé en ser su director artístico.

Con su guía el coro ha interpretado piezas de rock, música étnica y bandas sonoras, ¿por qué ampliar el repertorio?

El repertorio principal será siempre música sacra, pero en la otra mano es importante darles a los niños otras experiencias musicales. Es nuestro trabajo que los niños descubran esa música.

Usted ha dirigido grupos instrumentales y también coros, ¿es distinta la labor frente a unos instrumentistas y frente a un coro?

La idea general del fraseo es distinta, hay diferencias técnicas. La dirección del coro depende mucho en la producción de sonido y en el trabajo sonoro de las voces. Yo prefiero dirigir trabajos que implican orquesta y el coro.

¿Un director de orquesta como Solti, Barenboim o von Karayan tiene el potencial para dirigir a los Niños Cantores de Viena?

Hemos trabajado con grandes directores como ellos, y sin duda los resultados han sido muy buenos. Pero el trabajo cotidiano, de  desarrollar las voces de los niños es otro tipo de labor.

Usted no acompaña al grupo en esta gira por Suramérica, los niños están a cargo de Manolo Cagnin, ¿quién es él?

No los puedo acompañar en esta gira porque estoy en Austria en otros proyectos. El maestro Manolo Cagnin es italiano, estudió música coral y dirección en su país y en Alemania. Él viaja mucho con el coro y los niños aprenden mucho de él.

Son más de cien coristas entre los 10 y los 14 años, ¿cuántos de ellos participan en esta gira por América Latina?

Las giras se hacen con grupos de 22 a 24 muchachos. En esta gira participan 22.

 ¿Cuál será el repertorio de su presentación en Colombia?

Será una mezcla de Renacimiento a capela hasta el siglo XX y óperas de Strauss.

¿Cuáles son sus proyectos?

Estamos arreglando un repertorio con música de Asia central y de China porque tenemos una agenda de presentaciones allá.

  Teatro Jorge Eliécer Gaitán, carrera 7ª N° 22-47. Informes y boletería: 5 93 63 00 y www.tuboleta.com

últimas noticias