Se agita debate por pago de regalías

Director de Ingeominas replica quejas por supuesto favorecimiento a las empresas Cerro Matoso y Drummond.

El Instituto Colombiano de Geología y Minería (Ingeominas) no ha tomado decisiones para favorecer a la empresa multinacional Cerro Matoso S.A. y sus diferencias por pago de obligaciones en favor del Estado hoy están a consideración de un tribunal de arbitramento. De igual modo, Ingeominas, respecto a un contrato celebrado con la multinacional Drummond, no está dispuesto a reducir las regalías y, por el contrario, lo que se pretende con esta firma es mejorar las condiciones de la negociación en favor del Estado.

De esta manera replicó el director general de Ingeominas, Mario Ballesteros Mejía, los términos de una publicación de este diario del pasado 19 de agosto, en la que se detalló la polémica que ha planteado la ex asesora de la entidad, abogada Mélida Andrea Cabezas, quien pidió a los organismos de control investigar supuestas intervenciones de la dirección de Ingeominas para favorecer a Cerro Matoso, desconociendo un informe de auditoría según el cual la multinacional se retrasó en el pago de $24.892 millones por regalías.

Ballesteros Mejía, en carta enviada a este diario, precisó que en cumplimiento de sus funciones, Ingeominas contrató la auditoría de un convenio con Cerro Matoso, el cual identificó los posibles ajustes en favor del Estado. Sin embargo, recalcó Ballesteros, Cerro Matoso manifestó su desacuerdo y solicitó la convocatoria de un tribunal de arbitramento. Como Ingeominas no está facultado para desconocer esta opción, está pendiente de que dicho tribunal aporte su decisión. En consecuencia rechazó la denuncia de la abogada Cabezas y dejó entrever que su desvinculación no tiene relación alguna con los procedimientos de carácter legal que debe atender la entidad.

A su vez, la empresa Cerro Matoso le hizo saber a este diario que está esperando decisiones del nuevo gobierno respecto a la prórroga de sus dos principales concesiones de níquel en Córdoba, que expiran en septiembre de 2012. La firma aclaró que sus diferencias de opiniones equivalen al 3% de las regalías pagadas entre 2004 y 2008 y que se le ha ofrecido a Ingeominas una contraprestación adicional e independiente al pago de regalías, que consiste en un porcentaje de la ganancia neta de la empresa. De todos modos, Cerro Matoso dejó en claro que se ceñirá al fallo que dicte el tribunal de arbitramento.

En cuanto a la divergencia con la Drummond, el director de Ingeominas indicó que lo cierto es que ante una solicitud de la multinacional para prorrogar el plazo de su contrato de explotación de carbón, se han venido efectuando varias reuniones lideradas por el director del Servicio Minero, pero ni hay decisión al respecto, ni de forma alguna se aceptaría reducir las regalías. En tal sentido rechazó la postura asumida por el ex funcionario de Ingeominas José Neiza Hornero, quien renunció a su cargo supuestamente antes que admitir instrucciones para reducir el pago de las regalías de la empresa. Según Ballesteros, son falsas las apreciaciones de Neiza.

Ballesteros insistió en que tiene los libros abiertos y los registros que evidencian la transparencia de sus actuaciones y su compromiso en la defensa de los intereses del Estado. Precisamente este martes el director de la entidad estará presente en el debate sobre el papel de las regalías en el desarrollo de las regiones, que deberá realizarse en la Comisión Quinta del Senado de la República. Sobre los términos de una carta que el gobernador del Cesar, Cristian Moreno, le hizo llegar al presidente Santos para que se indague sobre las negociaciones de la Drummond, Ballesteros consideró que ha sido asaltado en su buena fe y que envió la misiva a la Procuraduría.