Este miércoles habrá lluvia de proyectos en el Congreso

Serán radicadas las reformas a la salud y las regalías, así como las nuevas leyes de víctimas y de tierras.

Dos semanas después de posesionado el gobierno de Juan Manuel Santos, este miércoles destapará prácticamente todas sus cartas en cuanto al modelo de modernización del Estado que propone. Tras una reunión este martes en la Casa de Nariño de la llamada Mesa de Unidad Nacional —de la que forman parte los partidos de la coalición: de la U, Conservador, Liberal y Cambio Radical—, se anunció que en el transcurso del día se radicarán en el Congreso los proyectos de reformas a la salud y a las regalías, así como las nuevas leyes de víctimas y de tierras. Adicionalmente, se iniciará la socialización ante las altas cortes y la opinión pública de la reforma a la justicia y de una nueva reforma política y electoral.

Durante el encuentro surgieron además dos nuevas propuestas: la de insistir en el proyecto de reelección de alcaldes y gobernadores —el cual fue avalado por la coalición y estará a cargo del Ministerio del Interior y Justicia, que lo presentará al Legislativo en próximos días—, y una reforma tributaria estructural, puesta sobre la mesa por el director del liberalismo, Rafael Pardo. “Es necesario empezar una discusión en serio sobre una reforma tributaria que no esté dirigida a aumentar las tarifas de impuestos, sino a generar una mayor equidad y que, por ejemplo, elimine del todo las exenciones”, argumentó Pardo.

Pero también la Mesa de Unidad Nacional sirvió para que el presidente Juan Manuel Santos y el ministro del Interior y Justicia, Germán Vargas Lleras, llamaran la atención del Congreso en cuanto a la necesidad de nombrar lo más pronto posible ponentes para las iniciativas que ya han sido radicadas, como la de ordenamiento territorial, la del primer empleo, la que busca darle facultades extraordinarias al Ejecutivo para implementar una reestructuración administrativa (creación de nuevos ministerios) y la reforma al Código Contencioso.

“Entendemos la angustia del doctor Vargas Lleras frente al nombramiento de ponentes y aspiramos que hoy todos estén definidos. El compromiso de la unidad nacional está latente y vamos a agilizar”, dijo al respecto el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Alberto Zuluaga.

Por otra parte, según contó el presidente del Partido Conservador, Fernando Araújo, el presidente Santos insistió en su interés de que Colombia forme parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD), “como un mecanismo para implementar de manera formal e institucional las buenas prácticas de gobierno que rigen a esta organización internacional y que nos permitiría a los colombianos tener una hoja de ruta más clara en muchos de los temas que forman parte de la agenda gubernamental”.

La idea del Gobierno con esta primera cumbre política es comenzar a buscar consensos en torno a los proyectos fundamentales. Por ejemplo, el próximo martes se acordó una reunión entre los voceros de los partidos Liberal y Conservador para concretar un entendimiento en torno a la Ley de Víctimas, sobre la cual ambas colectividades tienen diferencias. Y, por otro lado, según conoció El Espectador, ese mismo día se reunirán Germán Vargas Lleras con el Partido Verde y el Polo Democrático para comenzar a definir los puntos del estatuto de la oposición.

En lo que tiene que ver con la reforma a la justicia, la nueva administración quiere empezar discutiendo el tema con los directos involucrados en la reforma, es decir, con los magistrados de las altas cortes. Por eso, a partir de las 2:00 de la tarde y con diferencia de una hora, el propio presidente Juan Manuel Santos, en compañía de su ministro del Interior y de Justicia, visitará sucesivamente la plenaria de la Corte Suprema, la Corte Constitucional, el Consejo de Estado y el Consejo Superior de la Judicatura.

Lo que se sabe por ahora es que, de entrada, la iniciativa incluye el polémico tema de la supresión del Consejo Superior de la Judicatura para sustituirlo por un gerente de la justicia, nuevas reglas en el alcance del recurso de tutela, la definición de los mecanismos para llenar vacantes en las altas corporaciones jurisdiccionales y que no se va a tocar el tema de la elección del Fiscal General, al igual que se plantean mecanismos para superar la congestión judicial. En síntesis, como lo dijo el mismo Vargas Lleras este martes: “El balón queda en la cancha del Congreso”.