Mario Giordano, el embajador del vino argentino

El próximo martes, Gran Festival de Vinos en Bogotá.

“Durante muchos años la producción vinícola de Argentina se consumía en el mismo país. Pero desde hace algunos años se tomó la decisión de mirar hacia afuera, lo cual llevó a las bodegas argentinas a trabajar desde otros países para mejorar la producción y la calidad de nuestras propias condiciones. La bonanza del clima y la calidad de los suelos, propias de nuestro país, se combinaron con experiencias de otras naciones, y esto nos ha dado resultados únicos”, explica Mario Giordano, presidente de Wines of Argentina, un embajador de los vinos del país austral que está en Colombia a propósito del Gran Festival de Vinos Argentinos 2010, que se realiza el próximo 31 de agosto en el Metropolitan Club de Bogotá.

Giordano ha recorrido más de 40 países para llevar lo mejor del vino argentino. Primero lo hizo consolidando una marca país, “puesto que se trata de  vinos y no de gaseosas, y este  se compra primero por el origen”, explica, y luego ha  seguido  trabajando en la consolidación  del mercado, así como en la creación de nuevos públicos, conocimiento  que luego  se  transmite a las bodegas.

Con la experiencia y un producto que hoy ha adquirido lo mejor de la vitivinicultura australiana, europea y chilena, Giordano pone sus vinos sobre la mesa para ser disfrutados.