Un millón más de desplazados en Pakistán

Es el saldo luego de las inundaciones en ese país.

Ha pasado un mes desde que comenzaron las inundaciones por el invierno en varias provincias de Pakistán, y la situación se agrava cada vez más.

 Presas, canales y muros de contención se desbordaron el viernes, lo cual, en cuestión de horas, causó más de un millón de desplazados en la afectada provincia de Sindh.

“Un desastre que ya es colosal está volviéndose todavía peor, por lo que se necesita una respuesta aún más colosal. La magnitud de esta crisis está alcanzando niveles que van más allá incluso de los temores iniciales”, advirtió en un comunicado la Organización de Naciones Unidas.

Hasta el momento, las inundaciones han anegado cerca de 160.000 kilómetros cuadrados del territorio (20% del país) y están haciendo que se dispare la malnutrición infantil o las enfermedades entre los damnificados, con más de 430.000 casos registrados de diarrea, 609.000 de infecciones cutáneas y 71.400 de malaria.

Alrededor de 1.500 personas han muerto y aproximadamente 20 millones se han visto afectadas por la catástrofe invernal.

Además, los servicios secretos pakistaníes dijeron que las lluvias podrían poner en riesgo la guerra contra los grupos extremistas. “Esto es una crisis a largo plazo, podría afectar bastante a la guerra contra el terrorismo”, aseguró a la agencia EFE una fuente de la institución.