Primera condena por 'chuzadas'

Tribunal Superior de Bogotá definirá suerte del acuerdo entre Jorge Alberto Lagos y la Fiscalía.

Un magistrado del Tribunal Superior de Bogotá será quien determine si avala o no el preacuerdo firmado por el ex jefe de contrainteligencia del DAS Jorge Alberto Lagos con la Fiscalía, en el que se compromete a pagar ocho años de cárcel y una multa de 44,43 salarios mínimos, al haber aceptado su responsabilidad en el bochornoso escándalo de espionaje contra magistrados de la Corte Suprema y los senadores Gustavo Petro y Piedad Córdoba.

Aunque la juez de conocimiento aprobó el acuerdo, la Procuraduría apeló la decisión argumentando que la pena debía ser más alta, que no había claridad sobre la participación de Lagos como testigo contra otros investigados ni qué tan eficaz sería su testimonio. Por eso señaló que se podrían vulnerar los derechos de las víctimas. Tal como lo había anticipado El Espectador hace dos días, Lagos pidió perdón y dijo que los seguimientos tenían como fin desacreditar a la Corte Suprema y a los congresistas.

“Deseo manifestar que no existió razón legal ni motivo de inteligencia alguna para que contra la Corte Suprema se adelantaran investigaciones y seguimientos que se llevaron a cabo, y que reportó en su investigación la Fiscalía”, afirmó el ex funcionario, el primero de todos los implicados por el escándalo que es condenado por la justicia. Además del concierto para delinquir, Lagos aceptó cargos por prevaricato por acción, abuso de función pública y violación de comunicaciones.

Temas relacionados