A terminar el Plan 2.500

Expertos señalan que no está despejado el camino para que se concluya el proyecto. Pese a los problemas, se han pavimentado 2.474,63 kilómetros de los 3.160,12 kilómetros programados.

Redacción Negocios

La directriz del presidente Santos fue contundente. Terminar el Plan 2.500 y buscar la financiación para el mantenimiento de estas carreteras regionales.

Hasta el 15 de julio de este año se habían pavimentado 2.474,63 kilómetros de los 3.160,12 proyectados, es decir, que para cumplir la meta faltaría ejecutar 685 kilómetros.

Actualmente están en construcción 166,37 kilómetros que tienen financiación de Invías; 177,16 serán financiados por otros programas. También hay 113,37 kilómetros que no se podrán finiquitar por problemas geológicos (ver gráfico sobre ejecución del plan).

Frente a esta situación, el nuevo director de Invías, Carlos Rosado, señaló que obtendrá los recursos para financiar los 333,78 kilómetros que hoy están adjudicados, pero que no tienen dineros para su ejecución, y cumplir así con el Plan 2.500.

Si bien este proyecto debió culminarse durante el gobierno Uribe, muchos obstáculos se atravesaron a esta iniciativa, como la falta de diseños que denunció la Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI) o las múltiples críticas, entre ellas las del ex ministro de Hacienda Rudolf Hommes, quien señaló que estas “carreteritas” no llevaban a ningún lado, según él, en momentos cuando el país requiere una infraestructura para mejorar su competitividad.

Son 2.474,63 kilómetros de vías en cinco zonas que corresponden a 31 departamentos y que beneficiaron 440 municipios (ver mapa en el gráfico). Además, generaron 305.974 salarios a personas de las zonas de influencia que fueron contratadas.

Para el presidente de la Cámara Colombiana de Infraestructura, Juan Martín Caicedo Ferrer, el Plan 2.500 tiene problemas de financiación, de diseños y de mantenimiento.

Si bien hay departamentos en los que se ejecutaron todas las obras contratadas, hay otros en los que no han arrancado.

De acuerdo con Orlando Ortiz, responsable del Programa 2.500 en Invías, no sólo se requieren los recursos para financiar la pavimentación de los 333,78 kilómetros, sino para la contratación de personal que permita cumplir la liquidación de 147 contratos que hoy están en ejecución.

Además se necesitan finiquitar siete procesos de caducidad, 18 incumplimientos definitivos y cinco contratos que se acogieron a la Ley 550.

Consultores contactados por El Espectador consideran que el camino del Plan 2.500 no está despejado y que son muchos los obstáculos que se tienen que superar para poder cumplir la tarea del presidente Santos.

Entre tanto, el presidente de Fedemunicipios, Gilberto Toro, señaló que se avanzó mucho con el Plan 2.500, lo que benefició a un gran número de personas, pero que aún falta demasiado. “Se requiere que las cabeceras municipales se conecten con las veredas para mejorar la conectividad”, explicó.