Vivir para contarlo

Los dos niños futbolistas víctimas de un rayo en Bogotá están fuera de peligro.

Daniel Arias y Sergio David Ordóñez, los dos menores que en la noche del miércoles fueron víctimas de una descarga eléctrica mientras entrenaban con su equipo de fútbol del Club Caterpillar en el norte de Bogotá, están fuera de peligro.

Este jueves en la mañana, Daniel, de 15 años, fue dado de alta por los médicos de la Clínica Reina Sofía, luego de que se le practicara una evaluación cardiovascular y no se detectara nada anormal. Sergio David, de 14 años, aún permanece bajo vigilancia médica, pues sufrió un paro cardiorrespiratorio tras la descarga, pero ha evolucionado satisfactoriamente.

Su papá, José David Ordóñez, quien tuvo que manejar en medio de los trancones de Bogotá y cometer algunas infracciones para llegar al Hospital Simón Bolívar a enterarse de la salud de su hijo, espera que éste regrese pronto a casa, a su cuarto adornado con souvenirs de los Millonarios, equipo en el que sueña jugar algún día.

Aunque ninguno de los dos recuerda muy bien qué fue lo que pasó al caer el rayo, saben que fueron afortunados. La descarga eléctrica de un rayo puede llegar hasta los 30 millones de voltios, energía suficiente para proveer de luz a una ciudad de 200.000 habitantes durante un minuto.

Por otra parte, la probabilidad de morir por culpa de un rayo es aproximadamente de 1 entre 56.000. Mucho menor que la de morir en un accidente aéreo, que es una 1 entre 5.000.

Los guayos y el uniforme que vestía Sergio David quedaron completamente quemados y destrozados. Y si no fuera porque entre el grupo de padres que asistían al entrenamiento de sus hijos se encontraba un médico que le practicó una maniobra de reanimación tan pronto el rayo lo golpeó y arrojó a un lado de la cancha, ésta no habría sido una historia con final feliz.

Fabián Lancheros, entrenador de la categoría en que jugaban los dos adolescentes, dice que el último parte médico lo tranquilizó y espera que los dos jugadores regresen pronto a las canchas. “Ambos son muy destacados en sus posiciones”, dijo el entrenador.

Temas relacionados