Trágico adiós de Tomizawa

El nipón, de 19 años, perdió el control de su moto y otros pilotos le pasaron por encima.

El mundo deportivo está de luto. Este domingo, el Gran Premio de San Marino de Moto2 se ensombreció por el fallecimiento del japonés Shoya Tomizawa (Suter), quien perdió el control de su moto en la duodécima vuelta de la carrera, que dominaba con mano de hierro el español Toni Elías, y los pilotos que marchaban tras él no pudieron hacer nada por evitar pasarle por encima.

En esos momentos Tomizawa ocupaba la cuarta plaza, pero peleaba por la misma con el sanmarinense Alex de Angelis, quien más cerca de él se encontraba, y el británico Scott Redding. Al rodar por los suelos a alta velocidad, Alex de Angelis no pudo evitar la colisión con la moto del nipón y se fue también por los suelos, aunque pudo abandonar el escenario del percance por su propio pie, mientras que Redding, quien era sexto, se encontró con Tomi encima de él y no pudo hacer nada por esquivarlo.

El joven piloto británico, de apenas 17 años, literalmente pasó por encima de Tomizawa a más de 200 kilómetros por hora. Al no poder esquivarlo de ninguna manera, fue entonces cuando se produjo la tragedia. Ambos pilotos fueron asistidos de urgencia en la misma pista y trasladados en camilla para ser tratados de sus lesiones, si bien en el caso del piloto nipón no se pudo hacer nada por salvarle la vida.

Jovial y simpático

Tomizawa había tenido la honrosa satisfacción de convertirse en el primer vencedor de la nueva categoría creada en el campeonato del mundo de motociclismo. Tomizawa, natural de la China y con apenas 19 años, consiguió su primera mejor clasificación de entrenamientos en el Gran Premio de Qatar de 2010, que se disputó en el circuito de Losail, en donde a pesar de no ser uno de los favoritos al título acabó ganando la carrera por delante de rivales más experimentados.

La jovialidad y simpatía de Tomizawa, quien disputó su primer gran premio como piloto invitado en la categoría de los 125 cc de Japón en 2006, le hizo ganarse los favores de todos cuantos forman la estructura del campeonato del mundo de motociclismo, al que llegó como una de las grandes promesas de este deporte en Japón. Tomi, como era conocido por casi todos, comenzó a montar en moto con apenas tres años y a los 15 debutó en el campeonato japonés de los 125 cc, en cuya competición acabó segundo en 2006, el mismo año en que fue invitado a disputar la carrera japonesa de Motegi, puntuable para el campeonato del mundo.

Un año después afrontó un reto aún mayor al disputar las categorías de 125 y 250 cc en Japón, si bien en la siguiente temporada decidió centrarse en la del cuarto de litro y logró adjudicarse el subcampeonato japonés, además de volver a ser invitado al Gran Premio de Japón de 250 cc, que disputó con una Honda y que concluyó en decimocuarto lugar.

Esa actuación no pasó inadvertida para varios equipos, por lo que Tomizawa decidió aceptar la oferta que le hicieron desde la escudería CIP Moto, la misma para la que corría también en 2010, para disputar el Mundial de 2009 con una Honda en la categoría de 250 cc. Sus mejores resultados fueron dos décimas posiciones en Motegi y Valencia, si bien finalizó nueve de las quince carreras que disputó y logró la decimoséptima plaza final con un total de 32 puntos. La presente temporada debía ser la de su consagración y empezó como tal con la victoria y el mejor tiempo de entrenamientos en Qatar, a la que siguió una nueva mejor clasificación de entrenamientos y también la segunda posición en el Gran Premio de España que se disputó el primer fin de semana de mayo en el circuito de Jerez de la Frontera.

Tomizawa comenzó la temporada al mando de una moto Suter y tuvo como compañero al suizo Dominique Aegerter. Antes del fatal accidente era sexto en la clasificación provisional de Moto2 con 82 puntos, una victoria, una segunda plaza, una quinta y dos sextas posiciones como mejores resultados. En esta categoría compite el colombiano Yonny Hernández, quien este domingo terminó en el puesto 11.

Temas relacionados