"Encontramos hasta faldas y brasieres"

La iniciativa "Todos por el agua" llegó por primera vez a la capital con una jornada de limpieza en dos de las quebradas más importantes.

Cruzando el Parque Nacional sigue su curso el canal del Arzobispo. Un pequeño riachuelo que nace en lo alto de los cerros orientales y es responsable de llevar agua al inmenso parque. Cerca de la carrera séptima el río se empieza a tornar oscuro. Botellas de plástico, papeles e incluso ropa se amontonan en sus orillas y el agua se ve cada vez más turbia.

Este fue el lugar escogido para la primera jornada de limpieza en Bogotá, organizada por “Todos por el agua”, una iniciativa privada de las compañías Coca-Cola, ExxonMobil de Colombia S.A., Aero República y Henkel. Estas recolecciones masivas de basura se vienen llevando a cabo en las costas colombianas desde hace 14 años y su propósito es limpiar, con la ayuda de un grupo de voluntarios, los yacimientos de agua.

Este año se quiso incluir a Bogotá con la limpieza de dos quebradas que sufren de una gran contaminación: la de San Cristóbal, en la localidad de Usaquén, y el canal del Arzobispo, ubicado en el Parque Nacional. Mark Ginas, vocero de Coca-Cola, aseguró que la jornada fue todo un éxito: “Tuvimos 390 voluntarios en el Parque Nacional, quienes se unieron desinteresadamente a la limpieza del canal, un lugar de gran importancia para la ciudad”.

Junto con los ciudadanos y empleados de las empresas organizadoras también se unieron varias celebridades. Una de ellas fue el corresponsal de Davivienda Julián Orrego, quien desde temprano estuvo recogiendo basura. “Me parece muy importante que se haga este tipo de iniciativas, porque muchas veces descuidamos estos lugares, que son nuestros pulmones”, declaró Orrego, quien se encontró en su paso por la quebrada del Parque Nacional una cantidad de objetos extraños, como faldas, brasieres y recipientes para calentar la cera de depilarse.

La limpieza se llevó a cabo simultáneamente en varios lugares del país, como Cartagena, Santa Marta y Leticia (Amazonas), en donde se recogieron más de 3,8 toneladas de desechos.

Temas relacionados