Polémica propuesta de Mindefensa

La propuesta del ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, de castigar a quienes no denuncian y pagan extorsiones porque, según dijo, con dicha actitud se convierten en "auxiliadores del crimen" y "nada nos ganamos con detener cabecillas y desarticular organizaciones si la gente sigue pagando vacunas y microextorsiones", generó reacciones de rechazo entre congresistas de la misma coalición de gobierno y la oposición.

El senador de Cambio Radical Javier Cáceres manifestó que antes que criminalizar a las víctimas del secuestro y la extorsión, el Gobierno lo que debe es proveer las políticas de seguridad para las regiones más afectadas por estos flagelos: “Para Rivera es muy fácil proponer rodeado de escoltas y quienes son extorsionados no le pueden decir que no a quienes los van a matar”.

Por su parte, el liberal Camilo Sánchez recordó que ya en el pasado se intentó perseguir a las personas que estuvieran pagando secuestros sin buenos resultados. “Hay que buscar concertación, hacer que la gente se sienta partícipe del Estado”, dijo. Para Jorge Robledo, senador del Polo Democrático, la propuesta de Rivera es “inaudita”, mientras que John Sudarsky, del Partido Verde, advirtió que lo que va a suceder con la postura de querer penalizar todo es que “la gente va a quedar paralizada de terror, porque todo es un delito hasta ser víctima”.

La senadora liberal Piedad Córdoba indicó que lo que debe pensar el Gobierno es en resolver el conflicto y no estar generando normas que la gente va a burlar, “porque aquí el que pueda paga”. Y Olga Lucía Gómez, directora de la fundación País Libre, calificó la propuesta como “bien intencionada pero arriesgada”, aunque destacó el hecho de hacer visible la extorsión, delito que se ha incrementado en el país.

De las pocas voces a favor estuvo la del Armando Benedetti, presidente del Congreso, quien subrayó que se trata de una medida para no a coadyuvar al terrorismo. “Es sumamente complicado, pero hay que hacerlo”, concluyó.