La voz implicada

La artista española, que durante 23 años estuvo al frente del grupo Presuntos Implicados, presentará en vivo su más reciente registro, 'Dos gardenias'.

El trabajo de Sole Giménez se resume en la búsqueda de complicidades. Cuando compone sus canciones, se asesora de los más hábiles productores para que el resultado sea mejor que el esperado y cuando tiene la misión de ponerles la voz a los pensamientos ajenos, trata de encontrar nexos comunes para que la interpretación sea creíble. Manejo estético de sus cualidades artísticas y una buena dosis de credibilidad son los haberes de esta cantante y compositora española que durante más de 20 años se encargó de fusionar el pop con el jazz latino en la banda Presuntos Implicados. Desde hace algún tiempo es responsable de su propio nombre y, además de seguir cultivando a sus fanáticos de antes, llega a nuevos lugares gracias a la experimentación.

A finales del año pasado presentó Dos Gardenias, un álbum con versión en DVD en el que tuvo la intención de hacer una especie de viaje por Iberoamérica y encontrarse con aquellos autores de antaño, pero también con compositores jóvenes cuyas canciones le han llegado al alma. Con 13 temas bien seleccionados se adentró en un repertorio variado que le dio la inmensa posibilidad de jugar a cambiarlos y vestirlos con los colores del jazz latino.

“Dejamos muchos temas por fuera, pero lo hicimos porque cuando las ajustamos a nuestras medidas no salían demasiado guapas para aparecer en esta foto musical. No aportábamos gran cosa y decidimos quedarnos con los temas que mejor se habían comportado en nuestras manos. Lo que tratamos de hacer fue mezclar la belleza de la canción original con la sorpresa de la novedad”, afirma Sole Giménez, quien confiesa que a partir de esta producción musical redescubrió el tema Yo vengo a ofrecer mi corazón, original de Fito Páez, pero que de ahora en adelante estará en cada uno de sus recitales, así como Mi pequeño tesoro, Todas las flores y Cómo hemos cambiado.

Durante la realización de este álbum, Giménez encontró que Iberoamérica está unida por el enorme talento de sus compositores. Agradeció el gusto por la melodía y dejó que fluyera ese cuidado por la palabra que hace que las sonoridades sean delicadas pero a la vez deliciosas. Sin embargo ella les imprimió a las canciones su impronta. “Mi constante es la influencia del jazz latino, que viene del simple gusto. Llega un momento en el que ya uno no puede disimularlo. Yo he escuchado mucha música en la vida, pero si me obligan a quedarme con uno solo, yo opto por el jazz vocal porque me gusta la manera de interpretar de aquellas voces de los años 50”, asegura mientras prepara la voz para la siguiente complicidad.

 Sole Giménez en Colombia. Septiembre 22 a partir de las 8:00 pm. Downtown Majestic, calle 23 N° 6-19. Informes y boletería: 5 93 63 00 y www.tuboleta.com.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Escribir desde las ruinas

La mujer del bolso blanco (crónica)

Improvisando (Hablemos de improvisación)