'Decir la verdad cuesta mucho'

Claudia López habla sobre el libro 'Y refundaron la patria', investigación sobre la transformación del Estado colombiano en los últimos 20 años a manos de mafiosos y políticos.

¿Cuál fue el mayor hallazgo del libro?

Descubrir cómo el narcoparamilitarismo sí refundó la patria y que lo que dijeron en el Pacto de Ralito sí se cumplió.

¿Cómo transformó esto el imaginario colectivo de los colombianos?

Luis Jorge Garay, quien es uno de los autores del marco conceptual del libro, usa una expresión que resume esta pregunta: “El narcoparamilitarismo corrió la frontera moral y ética de Colombia”.

¿Cuánto cuesta decir la verdad en Colombia?

Mucho. Tanto, que cuesta hasta la vida.

¿Cuántos cargos de elección popular han sido capturados por el narcoparamilitarismo?

Por lo menos una tercera parte de los cargos de elección popular y de las instituciones estatales han sido capturados por organizaciones mafiosas e ilegales.

¿Qué tan ligados están hoy la corrupción y el narcotráfico?

Muy ligados. Entre 2 y 3% del PIB corresponde al narcotráfico. La corrupción hoy es un negocio tan rentable casi como el narcotráfico.

Si como usted dice el ex presidente cogobernó con narcoparamilitares, ¿en algún momento se iniciarán investigaciones contra él?

Debería. No creo que se pueda llegar a juzgarlo por delitos de lesa humanidad en la Corte Penal Internacional, pero sí que tendrá que asumir una responsabilidad política y eventualmente penal por la enorme representación que su proyecto político le dio al narcoparamilitarismo en Colombia.

¿Y qué va a pasar con Juan Manuel Santos?

Vamos a ver. Pienso que con la elección de Juan Manuel Santos se fracturó la alianza que mantuvo el presidente Uribe entre tres sectores de la política colombiana: la centro derecha, la derecha radical y la derecha narcoparamilitar. Con Juan Manuel Santos la derecha ilegal quedó un poco huérfana. Cambió la agenda política como efecto de esa fractura.

Y entonces, ¿cuál será el papel que va a asumir Uribe?

Creo que va a terminar siendo un poco el jefe de la oposición.

¿En qué va la investigación de la paraeconomía?

Vamos avanzando. Investigar la paraeconomía es más riesgoso que investigar la parapolítica.

¿Por qué dice que los narcoparamilitares son hijos ilegítimos del Estado?

Porque son un invento del Estado y eso explica cómo el narcoparamilitarismo logró en 15 años lo que por fortuna la guerrilla no ha conseguido en 60, y es tomarse el poder por las armas.

¿Qué tan fortalecida está hoy la estructura paramilitar?

Sigue siendo poderosa, pero está muy fragmentada y tiene enormes niveles de disputa.

¿Qué papel desempeñaron los partidos tradicionales en esta transformación del Estado?

Diría que terminaron como víctimas de su propio invento. El narcotráfico les ganó la partida y aunque en un principio les ayudó a mantener su carrera política, luego terminaron cambiando el mapa político.

¿Cuál es el departamento más mafioso de Colombia?

Antioquia y Córdoba, sin duda. Históricamente lo han sido y no han dejado de serlo. Hay unas nuevas estrellas que son Norte de Santander, Meta, Casanare y Valle.

¿‘Y refundaron la patria’ le da pie para una nueva indagación?

Sí. Vamos a empezar una investigación sobre cómo construir democráticamente el Estado refundado.

¿Qué va a pasar con las Farc?

Van a seguir en un proceso de decadencia. No veo quién tenga media neurona en las Farc para salir de ese círculo vicioso.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Pedro Mar, de Colombia para el mundo