"Pandillas no van a colapsar al Estado"

El mandatario salvadoreño, Mauricio Funes, dice que no va a negociar con los pandilleros, que también responden a intereses políticos.

Ayer comenzó a regir en El Salvador una polémica ley que penaliza pertenecer o financiar pandillas, maras o cualquier tipo de bandas criminales. El presidente Mauricio Funes descarta negociar con pandilleros.

¿Qué poder real tienen las maras o pandillas en su país?

Tienen un importante poder operativo, pero no sobrepasa la capacidad del Estado para hacerles frente. No suscribo la tesis de quienes sostienen que estamos a las puertas de un Estado fallido. Tienen capacidad de crear inestabilidad, zozobra, incertidumbre, pero no de hacer colapsar al Estado.

Pero la semana pasada lograron paralizar el transporte 72 horas.

Lo que ocurrió hace un par de días con dos de esas pandillas, de las cinco que operan en el país, reveló que hubo sectores políticos y económicos que vieron en esta coyuntura el clima favorable para sacar alguna ganancia. Las pandillas se han convertido en unidades de tarea, en sicarios al servicio del crimen organizado, pero también de intereses políticos... Y la derecha se ve beneficiada desde el punto de vista electoral...

Usted habla de un antes y un después de la matanza de inmigrantes en Tamaulipas (México), ¿por qué?

Tenemos que involucrar a la comunidad internacional porque Centroamérica sola no puede. Y aquí un actor decisivo es el gobierno de Estados Unidos. No vamos a detener los flujos migratorios construyendo muros o aprobando leyes de contenido xenofóbico. La única manera es empujando políticas sociales en nuestros países. Mientras no sea así, la gente va a seguir yéndose a los EE.UU. por más masacres de Tamaulipas que se den.

Usted se reunió con el presidente Felipe Calderón después de la masacre. ¿Para qué?

Lo invité a construir juntos una estrategia regional para combatir el crimen organizado y también para dar mayor protección a la población emigrante que forzosamente tiene que pasar por México para llegar a Estados Unidos o Canadá. Invitaremos a Honduras y a Guatemala para que se sumen a esta iniciativa.