La música del basurero

Una tropa de músicos y bailarines creará alocadas sinfonías usando objetos ordinarios, como canecas, fósforos, periódicos y tarros de pinturas.

Stomp es una compañía de danza y música que con sus estruendos hace pensar a todo aquel que los ve que esos ruidos que acompañan diariamente nuestra vida son dignos de ser escuchados con algo más de atención. Esta agrupación originalmente inglesa creada en 1991 por el percusionista autodidacta Luke Cresswell y el escritor para teatro y actor Steve McNicholas ha sido capaz de encontrar la música que contienen dentro de sí los objetos ordinarios.

¡Plash-plash! Primero es el choque de unas tapas de canecas que crean un beat particular, luego un ¡shhs-shhs! de escobas de cerdas duras que golpean el suelo y que al barrer crean el susurro de un compás, finalmente el ¡clic, clic! de encendedores que se abren y se cierran y dan origen a los chillidos metálicos y agudos que terminan de componer esta sinfonía callejera, ese revolcón sonoro creado por una tropa de músicos que, ante la precariedad económica y la imposibilidad de hacer música con instrumentos convencionales, decidió encontrar la persistencia de sonidos en sus cuerpos y en las cosas que el mundo destina calladas para otros menesteres.

Stomp ha actuado en más de 350 ciudades, en 36 países alrededor del mundo y va a celebrar 15 años presentándose consecutivamente en el teatro Orpheum de Nueva York, lo que lo convierte en uno de los shows con más duración en los escenarios de Broadway.

Esta producción llega desde este miércoles hasta el 26 de septiembre al Teatro Jorge Eliécer Gaitán para hacer de cada función una pieza única. Algo que han notado los asiduos asistentes a este show es que uno de los elementos constitutivos de Stomp es la libertad de improvisación. Como si se tratara de un jazz industrial, los músicos y bailarines crean piezas que nunca volverán a ser iguales.

La dupla creadora de esta compañía que ha inaugurado un estilo mundial se unió por primera vez para trabajar en 1981, como miembros de la banda de la calle Pookiesnackenburger y la compañía de teatro Cliff Suspension. Estos grupos crearon en su principio comedias musicales para el Festival de Edimburgo. Luego se aventuraron a sacar dos discos, una serie de televisión para el Reino Unido y realizaron una extensa gira por toda Europa. También produjeron la aclamada Papeleras, un comercial para la cerveza Heineken, pieza que fue originalmente escrita y coreografiada por Luke Cresswell y que resultó ser el punto de partida para “la danza basurero”, que ha recibido el Olivier Award por mejor coreografía; el Obie Award, uno de los más importantes reconocimientos de Broadway, y el Drama Desk Award por ser una experiencia única en teatro.

 Información y boletas en el Tel.: 593 63 00 o en www.tuboleta.com.

 

últimas noticias