Ordenan investigar al Fiscal General

Tribunal de Cundinamarca le pidió a la Comisión de Acusación de la Cámara que revise las actuaciones de Guillermo Mendoza Diago.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca le ordenó a la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes que investigue al fiscal general (e) Guillermo Mendoza Diago por persistir “en nombrar (en el organismo) a personas para cargos que no fueron convocados a concurso”. Al resolver una tutela de una fiscal que fue removida de su cargo de forma irregular y reemplazada por alguien que no alcanzó el puntaje requerido, el tribunal hizo consideraciones muy fuertes en contra de Mendoza, concluyó que incurrió en desacato y que busca “que pase desapercibido que los nombramientos efectuados no se ajustan al concurso de méritos que convocó 744 cargos” para fiscalías locales.

El reproche del Tribunal de Cundinamarca tiene sustento en que, al parecer, Mendoza Diago ha venido nombrando fiscales y funcionarios por fuera de los límites del concurso de méritos convocado en 2007, en perjuicio de empleados provisionales que ocupaban dichos cargos de tiempo atrás. En esta ocasión, por ejemplo, la fiscal que instauró la tutela alegó que el 4 de agosto de 2010 fue removida de su cargo y que su reemplazo, Rosa Tulia Ramos, ocupó el puesto 994 en el concurso de méritos. Es decir, quedó 250 puestos por debajo del último de la lista de elegibles. No se explica entonces el Tribunal por qué fue nombrada.

En desarrollo del concurso se estipuló que la Fiscalía asignaría en estricto orden de mérito los cargos vacantes y por eso se critica el nombramiento de Rosa Tulia Ramos. Durante el trámite de la tutela el Tribunal requirió al fiscal Mendoza Diago para que enviara la lista resultante del concurso de elegibles, así como las personas designadas para los cargos convocados. Sin embargo, Mendoza no atendió la orden, “lo que constituye un desacato”, por lo cual se pidió a la Comisión de Acusación que lo investigue.

Una polémica que no termina

Toda suerte de polémicas ha ocasionado el concurso de méritos que convocó la Fiscalía para proveer unos 2.000 cargos que estaban en provisionalidad. La Corte Suprema de Justicia ha exigido que se cumplan los nombramientos de las listas de elegibles y le ordenó al fiscal Mendoza que acelere el proceso.

No obstante, agencias de inteligencia extranjeras han criticado que muchos de los fiscales que han venido capacitando en los últimos años en la lucha contra la mafia o el lavado de dinero salieron por cuenta del concurso. Y, en últimas, que la inversión de estas agencias para financiar dichos cursos se perdió. En la otra orilla, el fiscal Mendoza ha reiterado que cumplirá con lo ordenado por la Corte y proveerá los cargos del concurso.