Santa Fe busca los cuartos de la Sudamericana

Los jugadores viajaron motivados a Venezuela, donde este jueves en la noche enfrentan al Caracas (8:45, Fox Sports).

“Prefiero un taponazo a ponerme corbata”, bromeó este miércoles Agustín Julio en el muelle internacional del aeropuerto El Dorado, mientras posaba para fotos y firmaba autógrafos por doquier. De traje gris, el arquero de Independiente Santa Fe confesó preferir la comodidad de la sudadera, pero admitió de paso que “por la imagen de la institución y más a nivel internacional, amerita estar bien vestido”.

Y esta noche en el estadio Olímpico de Caracas (8:45, Fox Sports), el equipo albirrojo sí que debe mostrar su mejor cara futbolística para avanzar a los cuartos de final de la Copa Nissan Sudamericana. En parte lo hizo una semana atrás en El Campín, cuando se impuso por la mínima sobre el equipo de la capital venezolana (2-1).

El líder sólido del Clausura llega con ventaja a la revancha, lo cual según Julio “es algo que debemos saber administrar con mucha inteligencia, porque nos espera mucha exigencia. El rival es un equipo que de local muestra cosas interesantes y eso nos obliga a estar concentrados, tranquilos y más compactos que nunca”.

El cartagenero destacó igualmente del Caracas que “su lado fuerte es el izquierdo, por ese sector se proyecta bastante. De los dos delanteros, uno siempre se retrasa para jugar de pívot, tira mucho centro al primer palo y trata de salir jugando muy rápido, así que debemos estar demasiado atentos en todas las líneas”.

Eso en cuanto a lo defensivo, pero a la hora de buscar el arco rival, Agustín tiene claro que “no es llegar por llegar, sino saber hacerlo y concretar las opciones que tengamos, porque marcar de visitante nos dará una ventaja extra”.

Para tal labor, el técnico Néstor Otero ha depositado de nuevo toda su confianza en Néstor Salazar, ausente en el clásico frente a Millonarios del domingo, pero que reaparecerá frente a los de Ceferino Bencomo, los cuales no ganan desde hace tres partidos: empataron en el clásico contra Táchira (0-0) y cayeron en Bogotá (1-2) y en Valera contra Trujillanos (0-2).

A ‘Palmira’ le da tranquilidad saber que “vamos ganando y un equipo grande siempre estará obligado a manejar cualquier diferencia. Además, tenemos la confianza de que somos buenos visitantes”.

También Salazar espera contar con el suficiente acompañamiento en el último cuarto de cancha, al ser el único punta del 4-4-1-1 que planteará Néstor Otero, “un sistema que es bueno en la medida en que los volantes externos acompañen”.