"Mirar es no estar nunca a salvo": Estrella de Diego

La historiadora de arte española será la encargada de la XIII Cátedra Internacional de Arte Luis Ángel Arango.

Como es costumbre cada año, la Cátedra Internacional de Arte Luis Ángel Arango invita a un especialista para compartir, debatir y discutir acerca de una problemática artística. Esta vez, la fotografía será el centro de este encuentro, que se realizará desde el 27 hasta el 29 de septiembre. Estrella de Diego, catedrática de historia del arte de la Universidad Complutense de Madrid, comisaria de numerosas exposiciones y autora de los libros El andrógino sexuado (Visor, Madrid, 1992), Tristísimo Warhol (Editorial Siruela, Madrid, 1999),  Travesías por la incertidumbre (2006), entre otros, será la encargada de poner sobre el tapete temas como el género, la autobiografía y la construcción del espectador en la fotografía actual. Antes de su llegada a Bogotá, hablamos con ella.

¿Cuáles son los cambios más significativos en la fotografía de los últimos 10 años?

Ha pasado de forma definitiva a tener ese estatus propio que propusieron los 80, sólo que ha dejado de querer imitar a otras formas de arte y a veces se ha hecho del todo “fotográfica” en el sentido de documental. La idea del arte como documento que se ha ido consolidando en los últimos tiempos tiene una deuda enorme con la foto, históricamente incluso.

Concretamente, ¿cómo se ha tambaleado la posición del espectador tradicional?, ¿en dónde se refleja esto?

Me parece que es interesante tener en cuenta cómo ha sido la posición tradicional del espectador en la pintura en Occidente: segura. Siempre ha controlado lo que pasaba en la superficie visual. Con la aparición de la fotografía las cosas se han ido complicando: el espectador no maneja de forma tan cómoda esa realidad escurridiza. Quizás hay un sujeto fracturado —el de la posmodernidad— que se corresponde con el espacio fotográfico.

¿Se conecta necesariamente el autorretrato con la autobiografía? ¿Cuál es la tendencia?

No siempre. Hay autores que hacen su autorretrato, como Mapplerthorpe, y parece que estén pintando un cuadro al estilo de Durero. Son casi retrato ejemplares. Frente a esto, la autobiografía es secuencial porque implica tiempo que transcurre y a veces el sujeto habla sólo de los otros, no de sí mismo.

¿Qué se puede decir de la representación del género en las imágenes?

Las tradicionales siguen una línea de dominación visual sobre las mujeres. En la actualidad, afortunadamente, las cosas han cambiado. Las mujeres pasan de ser representadas como estereotipos a ser quienes representan y rompen los estereotipos.

¿Qué fue lo último que la ha sorprendido en el mundo de la fotografía?

Quizá los trabajos más documentales porque creo que son claramente autobiográficos aunque parezcan todo lo contrario. Mirar es no estar nunca a salvo: pasar a formar parte de la acción, del relato.

¿Cuál es su visión de una buena curaduría?

Una buena curaduría es aquella que consigue “contar” el relato visualmente. Si hay que poner muchas explicaciones, algo falla, creo. Hay que ser capaces de construir la historia que se quiere contar con imágenes: no es fácil, desde luego.

Si alguien ajeno al arte fotográfico quisiera revisar lo más contemporáneo, ¿a quiénes debería ver?

Es una pregunta complicada, muy complicada. A veces lo más contemporáneo es lo más clásico. ¿Por qué no empezar por el radicalísimo Man Ray?

¿Cuál es el mayor reto de la fotografía del siglo XXI?

El arte hoy está muy polucionado. Si hay una foto documental que sigue los esquemas clásicos de la foto, comentaba antes, hay otras muchas fotos que se mezclan con la performance, la escultura, etc. Quizás el reto de toda propuesta artística hoy sea tratar de ser genuina. Seguir un camino de investigación sobre el problema que cada uno plantee. Tratar de no conformarse con seguir las modas.

 27, 28 y 29 de Septiembre en el Salón de Eventos de la Biblioteca Luis Ángel Arango.  El costo es de $35.000 pesos para estudiantes, docentes, Amigos de las Colecciones de Arte del Banco de la República y afiliados a la Biblioteca  y de $50.000 pesos para público en general.Mayor información: Fundación Amigos de las Colecciones de Arte del Banco de la Repú[email protected] o al teléfono: 343 12 06.

Temas relacionados
últimas noticias