Una larga espera

Aunque las urnas se cerraron oficialmente a las 6 de la tarde, varias mesas permanecieron abiertas hasta casi las 11 de la noche,  por lo que el Consejo Nacional Electoral demoró la entrega de los resultados.

Casi cinco horas después del cierre de los primeros centros de votación, los rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE) no emitían ningún resultado de la jornada electoral. Según sus voceros, porque a las 11 de la noche todavía había gente votando en centros electorales en Carabobo y Nueva Esparta. La vicepresidenta del CNE, Sandra Oblitas, indicó que no había “ninguna razón para cerrar un centro de votación mientras hubiera electores esperando para votar, pues la ley permite que permanezcan abiertos”.

Según las autoridades electorales venezolanas, hasta que existiera una tendencia definitiva en el resultado, emitirían el primer boletín, que habían calculado entregar dos horas después del cierre oficial.

Pero la larga espera hizo que se empezara a sospechar de los resultados. En la red social Twitter comenzaron a circular mensajes cuestionando la demora en los boletines y, aunque en Venezuela están prohibidas por ley la emisión de resultados a boca de urna, comenzaron a circular todo tipo de exit-polls, casi todas otorgándole el triunfo a la oposición.

Pero para el analista Luis Vicente León no había ninguna posibilidad de fraude. “Es un sistema automatizado, todas las partes tienen las actas. Simplemente la población se pone nerviosa cuando el proceso no es tan rápido, pero es de recordar que es un proceso muy largo. Estamos hablando de 87 circuitos y aunque una buena parte es automatizada, hay otra parte que se tuvo que hacer manual y simplemente el CNE está contando. La razón de la tardanza es porque no han avanzado hasta un nivel donde los números sean irreversibles. Es un proceso natural”.

Les pedimos a los venezolanos esperar con calma los resultados”, aseguraron funcionarios de Miraflores. Incluso el presidente Hugo Chávez les pidió a sus seguidores guardar la calma y aceptar los resultados.

Incluso algunos de los 150 observadores internacionales que aguardaban ayer en la sede del CNE se sorprendieron por la demora de los resultados. El senador colombiano Efraín Cepeda fue uno de ellos. Según dijo, “el proceso electoral transcurrió de forma tranquila, aunque sí es raro que con este tipo de tecnología, después de cuatro horas no se hubiera dado ningún boletín”. Y agregó: “Extraoficialmente ya han empezado a trascender datos que afirman que la oposición no bajaría de los 65 escaños, lo que no le permitiría tener al oficialismo las dos terceras partes de la Asamblea. De comprobarse esta tendencia, este sería un triunfo para la oposición”.

El objetivo del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), del presidente Chávez, era lograr al menos dos tercios de los diputados, es decir, 110 escaños, lo cual le otorgaría una mayoría cómoda para legislar. Si obtiene menos de ese número, tendría que concertar y no podría pasar ningún proyecto sin negociar con la oposición.

Si después de los conteos los opositores lograran al menos 56 curules, tendrían la capacidad de bloquear leyes orgánicas y si superan la barrera de las 67, podrían impedir la adopción de leyes habilitantes, las que facultan al Presidente para legislar con decretos. La historiadora Margarita López Maya, que se presentó como candidata independiente por el (PPT) Patria Para Todos, hoy en la oposición, consideró que si los partidos opositores del gobierno de Hugo Chávez logran arrebatarle la mayoría calificada al oficialismo sería un gran triunfo, porque “aunque el gobierno tenga la mitad más uno (83 curules) sería una asamblea plural y con poder de negociación”.

Una jornada tranquila

Tres horas antes de que los centros electorales se abrieran, cuando los relojes apenas pasaban las 3:00 de la madrugada en Venezuela, varias camionetas cargadas de megáfonos comenzaron a andar por las calles de las ciudades para avisarle a la gente que era momento de prepararse para ir a las urnas. Primero vinieron bulliciosos toques de diana y posteriormente fuegos artificiales y petardos de pólvora como si se tratara de una fiesta.

Las cámaras de los noticieros comenzaron a registrar la llegada de varios electores a los 12.436 centros de votación antes del amanecer. La afluencia fue tal, que el CNE calculó en 70% la participación de los venezolanos, una cifra histórica si se tiene en cuenta que en elecciones anteriores la votación sólo llegaba a un 40%.

Hacia el mediodía, la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, reportó que en Maracaibo se habían reportado algunos incidentes entre los electores, controlados inmediatamente por la Fuerza Pública. Sin embargo, horas más tarde, el ministro de Defensa, general Carlos Mata, reveló sin detalles que una mujer se desmayó en un centro de votación y falleció en el trayecto hacia el hospital. El general Henry Rangel, jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, informó que en total las autoridades detuvieron a 16 personas por incidentes menores y que el balance final era de absoluta calma.

Una hora antes de la apertura de los comicios la voz del presidente Hugo Chávez apareció en el canal Venezolana de Televisión (VTV): “Acá está en juego el futuro de Venezuela (...) la patria socialista o la no patria”. A las 6:00 a.m. en punto, un tweet de @chavezcandanga: “¡Bueno, son las 6 de la mañana! A partir de este momento el pueblo venezolano comienza a escribir otra página de esta historia! ¡Al ataque!”. Una hora más tarde, @chavezcandanga publicaba: “¡Qué fácil y rápido votamos! Vamos todos y todas a ARROLLAR A DEMOLER!”.

Relaciones con Colombia

Antes de votar en Caracas, el presidente Hugo Chávez se refirió al tema de las relaciones diplomáticas con Colombia —restablecidas el 10 de agosto pasado— al ser preguntado por los periodistas. “Ratifico nuestra más amplia voluntad de no permitir que nada las vaya a perturbar, porque ya saldrán más temprano que tarde los francotiradores para tratar de poner un palo en la rueda”, respondió y anunció que “los cancilleres deben reunirse de nuevo en las próximas semanas”. El mandatario también anunció que había extendido una invitación al presidente Juan Manuel Santos para visitar Venezuela, pero aclaró que hasta ahora no se ha definido la fecha.

últimas noticias