"Sigan ganando así": Chávez

El presidente de Venezuela se burló del triunfo de la oposición.

“¡Buenos días mundo luchador! Un breve descanso reparador y... a seguir la batalla! Dicen los escuálidos que ganaron. Bueno, sigan ‘ganando’ así!”... Este mensaje en la red social Twitter fue lo primero que comentó el presidente Hugo Chávez, luego de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) revelara los resultados parciales de la votación del domingo, según los cuales el Partido Social Unido de Venezuela (PSUV) habría conseguido 96 sillas en la Asamblea Nacional frente a 61 que habría obtenido la oposición.

De esta forma, Chávez no alcanzó su objetivo de conseguir dos tercios de escaños, esenciales para avanzar en su proyecto de Socialismo del siglo XXI y para llegar cómodamente a las presidenciales de 2012, cuando aspira de nuevo a un tercer mandato de seis años. Al no llegar a 110 diputados, el PSUV tendrá que debatir con la oposición para aprobar leyes orgánicas o para lanzar una Asamblea Nacional Constituyente. Pero, además, no podrá aprobar sin negociación previa gastos del Ejecutivo, estará en jaque la elección del CNE, TSJ, Fiscal, Contralor, Defensoría y leyes habilitantes.

Sin embargo, ara el mandatario venezolano, la victoria fue sólida y “suficiente para profundizar en el socialismo bolivariano y democrático”. Sus palabras fueron apoyadas por el líder oficialista Aristóbulo Istúriz: “Es una batalla que no termina, estos parlamentarios serán una fuerza importante para continuar la lucha en la construcción del socialismo”.

Ahora la pregunta es, ¿cómo hacer que la Asamblea Nacional, cuyos nuevos miembros se posesionan en diciembre, sea un lugar de debate y no un campo de batalla? Para el columnista del periódico El Universal Félix Cordero Peraza, de nada valdrá la pluralidad si no hay respeto y tolerancia. “No hay un sector o institución que los siente a negociar. Ha podido ser la Iglesia... pero es un batallón más de la ‘guerra’”.

A pesar de los llamado para conciliar, todo hace pensar que la Asamblea será un verdadero ring de boxeo. “Es el comienzo del fin de Chávez”, reclamaban algunos opositores. “No ganaron nada”, respondían chavistas.

El ex canciller Simón Alberto Consalvi asegura que al presidente Chávez lo desconciertan las derrotas y se convierte en un personaje absolutamente impredecible. Pero dice que hay que darles a él y a su partido la opción de reflexionar, “aunque las declaraciones de algunos miembros de la oposición hacen pensar que están dispuestos al diálogo”.

últimas noticias