"No disputamos el espacio de EE.UU. en Colombia"

Entrevista con Valdemar Carneiro Leão, embajador de Brasil en Colombia.

A cuatro días de las elecciones los analistas empiezan a sacar conclusiones de lo que dejó el paso de Luiz Inácio Lula da Silva por la presidencia de Brasil. A pesar de las fuertes críticas que publican los medios locales sobre su gestión, hay un elemento que trasciende las fronteras: el liderazgo de Lula en la región. En diálogo con El Espectador, el embajador brasileño en Colombia, Valdemar Carneiro Leão, hace un balance de los ocho años de gobierno de Lula y las relaciones con Colombia.

Después de ocho años de gobierno de Lula, ¿cómo queda Brasil en la región?

Económicamente Brasil sale muy bien librado, el país ha tenido un promedio de crecimiento muy significativo. Este año es posible que crezcamos por encima del 7%, lo que nos muestra una economía muy dinámica, la más grande de la región. Desde un punto de vista comercial si Brasil crece, lo estaría haciendo junto con la región.

¿Y en materia política?

Brasil ha demostrado que en la región se puede no sólo tener un régimen democrático vibrante con reglas muy claras, transparentes y libertad de expresión y prensa, sino que más que eso puede trabajar bajo un sistema democrático con personas de distintas orientaciones políticas. El presidente Lula supo conciliar políticas que, por un lado, respetaron el mercado y, por el otro, tuvieron un componente social fuerte. Creo que el éxito que ha tenido su gestión en el manejo del país, sobre todo en lo social, es un ejemplo importante. No es un modelo, pero es una muestra de lo que se puede hacer.

¿Cuál cree usted que es el logro regional más importante de Lula?

El legado político más importante, que no es exclusivo de Lula, es la creación de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

¿Cómo ve el futuro de esta organización sin Lula como presidente brasileño?

Unasur es inexorable. Lo absurdo es pensar que no hubiera existido antes, se necesitaron casi dos siglos para que los países suramericanos se pusieran de acuerdo en la creación de una organización que los reuniera. Su fuerza dependerá del esfuerzo que hagan los países miembros, pero estoy seguro de que tiene su futuro asegurado.

A partir de 2001 Estados Unidos se enfocó en otras regiones del mundo y le restó importancia al continente. ¿Usted cree que eso ayudó para que el liderazgo de Brasil se potenciara?

No tenemos esa perspectiva. Nosotros no buscamos convertirnos en el reemplazo de EE.UU., es imposible. De lo que sí podemos hablar es que Brasil ha impulsado una agenda de cooperación regional y ha buscado movilizar a sus vecinos alrededor de temas que, a nuestro juicio, dependen de nosotros: los problemas de integración energética, de telecomunicaciones o la cooperación en seguridad y defensa.

Colombia siempre ha sido un aliado estratégico estadounidense en la región. Sin embargo, la primera visita oficial del presidente Juan Manuel Santos fue a Brasil. ¿Cómo recibieron ese guiño?

Creemos que la elección del presidente Santos tiene que ver con la importancia de los lazos bilaterales y de su futuro. Es un reconocimiento a la importancia de esta relación. No estamos disputando espacio con Estados Unidos en el corazón de Colombia.

¿Cómo ve el futuro de la relación?

La visita del presidente Santos fue muy ilustrativa. Este año por primera vez se están acercando más las exportaciones de ambos países. Hay dificultades estructurales ¿Cuáles? Muchos de los productos que ustedes exportan, Brasil también los comercia. Colombia es muy competitiva en ciertos productos en los que Brasil también lo es, entonces en el mercado brasileño sería difícil encontrar espacio para éstos.

¿Y en cuanto a las inversiones?

Están llegando en gran número y ya están presentes en distintos sectores. Petrobrás ya está hace tiempo y han llegado nuevas compañías, como Gerdau, Votorantim, Vale o MPX. El descubrimiento de Colombia es quizás, en la región, el más interesante y estimulante para los empresarios brasileños.

¿El mercado brasileño está abierto para los colombianos?

Los empresarios colombianos tienen que mirar nuestro mercado con más atención. Las posibilidades de inversión y de comercio deben ser descubiertas por ellos.

Temas relacionados