Salvatore Mancuso dice que ordenó apoyar a Mario Uribe

El procurador Jorge González, sin embargo, pidió a la Corte Suprema de Justicia absolver al ex congresista.

“Yo les había pedido que apoyaran para la Cámara a Eleonora Pineda y a Miguel Alfonso de la Espriella al Senado. Pero que en esos territorios, dadas las circunstancias, apoyaran al doctor Mario Uribe”. Eso atestiguó este jueves el extraditado ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso, a través de videoconferencia desde una prisión federal en Estados Unidos, en desarrollo del juicio en contra del ex congresista Mario Uribe Escobar. Ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, Mancuso recordó cómo pidió a diferentes líderes de municipios en Córdoba que ayudaran al ex parlamentario para repetir curul en el Senado en 2002 y dijo que ese interés empezó tras una reunión que tuvo con él y su apadrinada política a la Cámara, Eleonora Pineda, en la hacienda La Capilla, en Tierralta, Córdoba. Mancuso resaltó que en virtud de los acuerdos pactados entre Pineda y Uribe dio la orden de apoyar al influyente dirigente antioqueño.

En esencia, Mancuso refrendó que a través de Eleonora Pineda se celebraron compromisos electorales con Mario Uribe. Y de hecho, la condenada ex parlamentaria reconoció que hizo pactos en el municipio de Montelíbano con Mariano Cura de Moya, quien a su vez apoyó a Mario Uribe. Aunque Uribe Escobar siempre ha sostenido que el encuentro con Mancuso se dio para promover un proceso de paz, Mancuso reiteró la tesis de que la influencia de los paramilitares es la única explicación posible para que Mario Uribe obtuviera, por ejemplo, en Montelíbano 6.190 votos en 2002 y que, en contraste, en 2006, ya sin ese apoyo, obtuviera apenas 76 sufragios. En ese contexto, el extraditado paramilitar mantuvo su posición de los beneficios electorales que su organización ilegal promovió en favor de la candidatura de Uribe Escobar.

No obstante, el procurador Jorge González, argumentando que no hay pruebas para condenarlo ni testimonios fidedignos que permitan inferir que el ex presidente del partido Colombia Democrática se concertó con las autodefensas, pidió a la Corte Suprema de Justicia que absolviera al ex congresista Mario Uribe Escobar, procesado desde septiembre de 2007 por el delito de concierto para delinquir. Uno de los testigos que declaró en la audiencia fue el ex comisionado de paz, Luis Carlos Restrepo, quien calificó de “mitómanos” a los jefes paramilitares que fueron extraditados en mayo de 2008, dijo que no creía muchas de sus versiones a las cuales les atribuía unas posibles causas patológicas de origen “narcisista” para explicar su influencia en la política regional y en otros estamentos del Estado. Por último, agregó que nunca escuchó de ningún desmovilizado hablar sobre posibles vínculos entre Uribe Escobar y las autodefensas.

Al final de la audiencia, Salvatore Mancuso Gómez dejó claro que no va a volver a dar su testimonio mientras que el Gobierno no le asegure que va a velar por la seguridad de sus familiares y amigos cercanos, amenazados, desplazados o asesinados por bandas emergentes según él mismo ha venido denunciando. Por esto lanzó la siguiente pregunta en la audiencia: “¿Es que ustedes me garantizan la seguridad mía y la de mi familia?”. Además, se quejó de los pocos avances y continuos obstáculos para cumplirles a las víctimas en desarrollo de la Ley de Justicia y Paz, por lo que lamentó su envío y el de otros 14 ex comandantes del grupo ilegal a los Estados Unidos, requeridos por delitos de narcotráfico.

“Llamé al comandante del alto San Jorge y le dije que apoyara políticamente en las regiones bajo su control al senador Mario Uribe”, concluyó Salvatore Mancuso y admitió que sin la injerencia de las autodefensas no habría tenido tanto éxito electoral Mario Uribe. En las próximas semanas la Corte definirá si lo absuelve o lo condena.