Aftosa en Cúcuta prende alarmas

ICA y Fedegán aseguran que el caso no impedirá la certificación del país como zona libre de la enfermedad.

Cuatro mensajes de alerta lanzó ayer la Organización Internacional de Sanidad Animal (OIE) a través de su sistema de información sanitaria a los 172 países afiliados. La primera tenía que ver con el foco de aftosa que se detectó en Cúcuta, y los otros tres con casos de enfermedades en bovinos o porcinos registrados en Bulgaria, Ecuador y Portugal.

La notificación hecha por la OIE da cuenta de que 29 machos dedicados a la ceba y localizados en el sector de El Buchugo, en Cúcuta, dieron positivo en una prueba de fiebre aftosa. El informe agrega: “No se puede considerar este evento como terminado antes de que estén resueltos todos los focos. El episodio continúa. Informes de seguimiento semanales serán enviados”.

A pesar del despliegue que se la ha otorgado a la reaparición de esta enfermedad, tanto el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), como la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) han dado parte de tranquilidad, pues aseguran que este brote no pondrá en peligro el proceso que adelanta la OIE y que en 60 días notificaría al país como libre de aftosa.

De acuerdo con el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera, la certificación no peligra, ya que el brote se presentó en una franja que la OIE denomina de protección de frontera.

Al mismo tiempo, el gerente del ICA, Andrés Valencia Pinzón, fue enfático en señalar que las exportaciones hacia el mercado venezolano no sufrirán traumatismos a raíz de la reaparición de la enfermedad, que no se presentaba en el país desde marzo de 2005, cuando se registró un foco en la Sabana de Bogotá.

Y es precisamente Venezuela el origen de la aftosa que se detectó en Cúcuta, pues el año pasado se reportaron oficialmente 43 casos del mal en ese país, la mitad en los estados fronterizos con Colombia; pero se estima que podrían ser más, pues la nación vecina no envía reportes a la Organización Internacional de Sanidad Animal.

Cálculos de los ganaderos y del sector oficial en Colombia indican que mientras los empresarios han invertido 300 millones de dólares en atacar la enfermedad, el Estado ha destinado unos US$87 millones tras el mismo objetivo.

Con estas partidas se ha logrado que el 75% del hato nacional (17 millones de cabezas de ganado), cuente con el reconocimiento internacional como libres de fiebre aftosa con vacunación.

Inversiones que buscan defenderse tomando medidas como evitar la movilidad de animales suspendiendo el ciclo de vacunación en Norte de Santander y extremando los controles en la zona donde se habilitaron cuatro nuevos puestos de inspección, adicionales a los 12 que ya existían.

Por esto el llamado es a todos los ciudadanos. “Constituye un acto criminal traer animales de contrabando de Venezuela porque atenta contra los esfuerzos que se han  hecho. Por eso solicitamos que se denuncie la presencia de ganado venezolano”, insistió Lafaurie Rivera.

En cifras

45,5

meses había completado Norte de Santander sin reportar casos de fiebre aftosa.

791

municipios del país, lo que corresponde al 73% del territorio, están libres de fiebre aftosa, de acuerdo con la OIE.

Temas relacionados