Bastó un poco de magia

Un Deco maravilloso y pinceladas de Cristiano Ronaldo fueron suficientes para superar a República Checa.

“Ya habrá tiempo para jugar mejor”, fue lo primero que dijo Luis Felipe Scolari, al ingresar a la conferencia de prensa del estadio de Ginebra, en donde su equipo venció 3-1 al de República Checa y se clasificó para la segunda fase de la Eurocopa. El estratega brasileño, que dirige a la selección de Portugal, intentó hablar pausadamente y con calma, pero estaba furioso y desencajado, pues consideraba que sus dirigidos no deberían haber pasado tantos apuros para superar a un rival como el de ayer.

No fue un gran partido, pero tuvo emociones. Eso sí, en las tribunas el duelo fue más parejo que en la cancha. Mitad portugueses y mitad checos. Rojo todo el estadio. Cantos de un lado y cantos del otro, mucha emotividad en un escenario moderno, construido apenas hace cuatro años y en el que actúa como local el Servette.

Y la diferencia la marcaron las individualidades, pues la genialidad de Deco y algunas pinceladas de Cristiano Ronaldo fueron suficientes para que los lusitanos se llevaran los tres puntos aún sin haber demostrado por qué son candidatos al título.

Claro que eso a estas alturas del torneo no importa. Había que ganar y Portugal lo hizo, aunque  permitió que República Checa manejara el balón. Pero en su plantilla tiene a un genio del balón que se llama Deco, menos mediático que Cristiano Ronaldo, pero con la madurez para asumir el rol de conductor del juego.

Él se echó el equipo al hombro y lo llevó a predios del arquero Peter Cech. El volante del Barcelona, que seguramente pasará en los próximos días al Inter de José Mourinho, fue el mejor jugador.

Pero quien se encargó de dar el puntillazo y robarse todos los aplausos fue el número 7 del Manchester. Cuando el juego estaba 1-1 (goles de Deco y Libor Sionko), él fue quien aprovechó un pase de Deco y remató fuerte para el 2-1 que desenredaba un compromiso que estaba para cualquiera, porque sin querer queriendo, los checos también inquietaron al arquero Ricardo y alcanzaron a poner a sufrir a unos 15 mil aficionados lusitanos, entre ellos el legendario Eusebio, quien celebró a rabiar el gol.

Después, en una viveza de Ricardo Carvalho y en posición adelantada de Ronaldo, llegó el tercero, marcado por Quaresma, que acabó con la ilusión del rival.

“No pudimos desplegar todo nuestro fútbol, nos confundió el planteamiento de ellos, porque pararon dos líneas de cuatro cerca a su arquero y no teníamos cómo pasar”, explicó Scolari, quien ayer fue confirmado como el nuevo técnico del Chelsea.

Cristiano Ronaldo se quejó de la fuerte marca de sus adversarios, pero admitió también que Portugal no hizo su mejor presentación. “Ahora hay que pensar en Suiza, en salir primeros del grupo”, señaló el jugador de 23 años, que celebró la victoria con su padre, quien estaba en la tribuna.

Portugal no jugó bien, pero ganó y sigue siendo uno de los serios candidatos, así sus hinchas hayan salido un poco desencantados, pues esperaban más fantasía y filigrana.  Eso a Scolari no le preocupa, él sabe que tiene una buena nómina y que los resultados le permitirán ir corrigiendo errores. “Así se llega a ser campeón”, dijo en broma antes de retirarse.

Suiza quedó eliminada

El coanfitrión Suiza se despidió de la Eurocopa, al caer 2-1 ante Turquía con un gol en tiempo de descuento de Turan. Bajo una lluvia torrencial en Basilea, Yakin había puesto en ventaja a Suiza, pero Senturk igualó para Turquía a los 57. Cuando todo parecía sentenciado para el empate, Turan clavó un derechazo desde el borde, permitiéndole a su selección seguir con vida.

En los juegos de jueves, Croacia se enfrentará a Alemania (11 a.m.) y Austria a Polonia (1:45), por el Gol Caracol y Espn.

 

últimas noticias

Los valientes

Sección: 
Deportes

Jarlan y su hasta pronto

Franco Armani y el valor de confiar en uno mismo