‘Bolillo’ Gómez marca con el 5

La goleada propinada a Nacional representó la gran noticia en el comienzo de la Mustang II. Millonarios completó la fiesta bogotana con la victoria 0-1 sobre el Medellín en el Atanasio.

“Nos jodimos, ‘Pacho’, ahora nos van a pedir que seamos campeones del mundo”. Ésta fue la famosa frase que Hernán Darío Gómez le dijo a Francisco Maturana después de que la selección de Colombia venciera 0-5 a Argentina en el Monumental de Núñez y asegurara así su tiquete mundialista para Estados Unidos 94.

El sábado anterior, casi 15 años después de aquella gesta, el entrenador antioqueño se la pudo decir a Elkin Sánchez quien, antes que preparador físico, es su confidente y amigo, o simplemente meditarla interiormente porque así haya venido repitiendo desde el mismo día de su presentación como nuevo técnico de Santa Fe, que no tiene obligación de título, con la goleada sobre Nacional por ese mismo resultado, la ilusión de la hinchada se prendió de nuevo.

Tanta fue la emoción que en lugar de la temida ‘madreada’ que Gómez esperaba por parte de algún sector de la afición, el “Bolillo, Bolillo, Bolillo”, con que los seguidores ubicados en la parte norte de occidental general le despidieron el sábado, comprueba que el escepticismo de algunos puede convertirse dentro de poco en el apoyo de todos.

Para el técnico que sólo dejó escapar algo de su emoción en el primer gol que transformó Mosquera desde el punto blanco, “lo importante fue empezar ganando y de la forma en que lo hicimos, pero ahora es cuando más debemos tener los pies muy bien puestos sobre la tierra porque falta mucho camino por recorrer y cosas por corregir”.

Ese mensaje se regó por el vestuario local, para evitar que el abultado triunfo termine siendo perjudicial, como el 5-0 en Buenos Aires, un resultado que en cierta forma ha perseguido a Gómez en su carrera porque por uno idéntico, decidió renunciar a la selección absoluta de Guatemala, tras caer con la Preolímpica de Argentina y dejar de paso el camino libre para regresar al fútbol colombiano.

Y el primero en ayudar a propagar la mesura fue una de las figuras del debut, el delantero argentino Daniel Néculman, quien gritó dos de los cinco tantos: “Mejor no se pudo empezar, pero acá no se trata de arrancar bien, sino de terminar mejor y en eso estamos, paso a paso, en busca de fortalecernos línea por línea porque todavía debemos mejorar en muchos aspectos para cumplir con los objetivos que nos propusimos”.

También justificó la victoria en “el compromiso que mostró el grupo”, porque, aseguró, “todos corrimos a la par y fuimos


contundentes a la hora de definir que eso también cuenta”. Pero si algo dejó tranquilo al número 9 albirrojo fue recibir el reconocimiento de la tribuna, ya que los mismos que el semestre anterior lo insultaron, frente a Nacional se rindieron ante su entrega y goles... “No puedo negar que estoy contento porque la gente nos mostró el cariño y apoyo por el esfuerzo que hicimos”.

Luis Fernando Mosquera, por su parte, autor también de una dupleta, reconoció: “Santa Fe ganó bien y se dio el primer paso que todos queríamos”, pero de igual forma coincidió con el cuerpo técnico y los compañeros en asegurar: “son sólo tres puntos que nos sirven, pero necesitamos muchos más para seguir peleando en la Reclasificación y buscar la clasificación a los cuadrangulares que es lo primero que debemos buscar”.

Por eso, ya piensa en América, el rival del próximo fin de semana en el Pascual Guerrero, el cual “siempre será de cuidado y respeto, viene de pelear el título y como perdió el primer partido, tendrá la necesidad de salir a buscar el partido y eso puede jugar a favor nuestro”.

Con el olfato de Milton bastó

Y si lo de Santa Fe fue para aplaudir, la presentación de Millonarios contra el Medellín en el Atanasio Girardot también mereció mención especial porque, con el estreno de Óscar Héctor Quintabani en el banquillo albiazul, llegó el primer resultado positivo del Clausura.

El gol de Milton Rodríguez, otra de las caras nuevas, resultó suficiente para que el trece veces campeón se trajera los tres puntos a Bogotá, importantes según Rafael Robayo, uno de los más destacados en el equipo capitalino. Al respecto, Robayo opinó: “necesitábamos un triunfo así porque empezar ganando vale doble y nos motiva para encarar lo que viene que es aún más difícil”.

Millonarios ahora recibirá en El Campín al Deportivo Cali, en uno de los juegos más atractivos de la segunda jornada y con varios ingredientes de sobra, como el probable debut de Óscar Eduardo Córdoba en los tres palos azules frente a su antiguo equipo, el cual será el mismo caso de Milton Rodríguez que proviene del cuadro azucarero.

Pero si algunos de los llamados a pelear el título confirmaron aspiraciones, los que buscarán la permanencia para el próximo año también empezaron su particular lucha.

Pereira por ejemplo, extrajo un valioso punto del Parque Estadio del Sur, tras igualar a un tanto con Envigado que también está comprometido con el tema del promedio. Bucaramanga, por su parte, dio un golpe de autoridad al imponerse en el clásico del Oriente, 1-0 sobre Cúcuta en el Alfonso López, gracias a la anotación del debutante paraguayo, Carlos González.


Otro chico, aunque sin tantos apuros con el descenso como el Huila, dio una de las sorpresas de la jornada, al vencer 2-1 al América en el Plazas Alcid. Los locales ratificaron la superioridad frente al actual subcampeón que presentó muchas caras jóvenes en la formación.

 Estrenó título con victoria

A propósito del equipo boyacense, estrenó su primera consagración en la máxima división del balompié nacional con victoria. La nómina juvenil que utilizó el técnico Alberto Gamero, se amparó en la experiencia de unos pocos como Frankie Oviedo, autor del único gol del partido, para superar al Deportivo Pasto que contó en el banquillo con Jorge Bermúdez. Pero la presencia de El Patrón resultó insuficiente para evitar la caída en La Independencia, un campo que cada vez toma más visos de inexpugnable.

Caso contrario ocurre con el Pascual Guerrero, donde el Cali empezó dando ventaja de entrada, al caer 1-2 con el Tolima. Los verdiblancos no supieron administrar la ventaja inicial conseguida con Armando Carrillo y el vinotinto, guiado por el argentino Rodrigo Marangoni, le dio vuelta con las anotaciones de Bustos y Perlaza.

En otro juego de la jornada dominical, Equidad continuó con el mal con el que cerró el semestre anterior y cedió dos puntos más en el estadio de Techo, tras igualar a un tanto con Quindío, pese a haberse ido adelante en el marcador.

Los aseguradores abrieron la pizarra en gran cobro de Diego Cochas que volvió con gol, pero los dirigidos por Alexis García dieron demasiadas ventajas en el fondo y una falla de su cancerbero, Alvaro Solís, le permitió a Alexánder Mejía decretar el uno a uno definitivo.

Finalmente, Once Caldas y Atlético Júnior disputaron un vibrante juego en el Palogrande. El local abrió el marcador a través de Jorge Vidal promediando la inicial y la reacción rojiblanca recién vino para el complemento, pero fue suficiente para igualar con Valencia y casi le alcanza para llevarse los tres puntos, si Haider Palacio no hubiese desperdiciado un penalti. Pero el castigo del desperdicio lo cobró el peruano Fano al anotar el 2-1 para el albo.

Temas relacionados