¿Cine de verdad o cine televisivo?

Ricardo Coral habla sobre una naciente industria colombiana.

“Dago García ha sido muy efectivo cada año con sus producciones. Se puede decir que él está haciendo cine industria”, afirma Ricardo Coral Dorado, director de  cintas como Te busco y Es mejor ser rico que pobre, y quien actualmente está a la cabeza de la nueva producción de Dago, protagonizada por Andrea Nocetti y Víctor Hugo Cabrera, que se estrenará en diciembre de este año.

La cinta es una comedia romántica sobre un hombre adulto pero inmaduro (Cabrera), quien descubre que tiene una hija y comienza a cambiar su forma de ser. Según el director, “es una película para ver en navidad, dirigida a un público familiar que es al que le llegan este tipo de historias. La gente siempre está esperando que al final del año Dago saque una película, y eso es hacer industria”.

Respecto a este último punto, el crítico de cine Hugo Chaparro Valderrama afirma que “a pesar de los esfuerzos que se están haciendo, aún no hay industria, pero sí directores industriosos y cine para un público televisivo. A partir de los años 90, la pantalla doméstica  instalada en  las salas de cine reunió dúos conformados por Dago García, como guionista y  productor, y diferentes directores como Jorge Gaitán Gómez, Gustavo Roa y Leopoldo Pinzón . Después, vino un factor muy importante: el respaldo de la misma televisión, especialmente de los canales privados, para sostener la industria, o la microindustria del cine”.

Chaparro también sostiene que el productor hace el estilo: “las iniciales DDG (Darío Dago García), son como las de MGM (Metro Goldwyn Mayer), guardadas las proporciones, aunque tienen iguales propósitos y buscan los mismos resultados: seducir al público para seguir produciendo. En el caso de Dago, con tantas estrellas como permita el cielo televisivo y las circunstancias de la producción en Colombia”.

Y aunque se podría decir que ambos personajes coinciden en que hay un director de cine que está intentado hacer industria, no hay una consolidada como tal en el país. Ricardo comenta que, para conseguir que en Colombia el cine se convierta en un mercado estable, se debe seguir produciendo en cantidad, porque cuantas más películas haya, más posibilidades habrá de que una de ellas sea de calidad, y eso también es hacer industria.

Coral, quien prepara un guión basado en la Divina Comedia, de Dante Alighieri, admira el trabajo que está haciendo el antioqueño Víctor Gaviria, porque, según él, sus películas tratan de hurgar en el interior del ser humano, y eso es lo que le falta al cine nacional actual.

“Gaviria, además, tiene una apuesta estética de calidad. Su nueva película Sangre negra es un western al estilo clásico. Es un nuevo reto para él, pues tiene que recrear una atmósfera que no parte de la realidad sino que es un viaje a otra época. Es el mejor director de cine que tiene Colombia”. Para Coral, el éxito del cine consiste en lograr articular lo artístico y lo industrial en cintas que hablen de lo humano en un lenguaje que todos entiendan. “Eso es un taquillazo”.

Temas relacionados

 

últimas noticias