Crece molestia por detención para indagatoria

La detención del presidente del Partido de la U, senador Carlos García Orjuela, y la decisión de la Corte Suprema de ordenar la libertad del senador liberal Luis Fernando Velasco al no encontrar méritos para enjuiciarlo por cohecho propio sino impropio —delito excarcelable—, parece que rebosó la copa en el Congreso de la República.

Porque si antes senadores y representantes a la Cámara no se atrevían a hablar de su juez supremo, la Corte, ahora ya han comenzado a surgir voces de molestia por el actuar del alto tribunal, que dicta orden de captura para escuchar en indagatoria.

El primero en marcar ese camino fue el presidente del Senado, Hernán Andrade, el mismo día de su posesión. En su discurso reconoció que si bien la depuración de la política es indispensable y urgente, los congresistas no están obligados a no guardar silencio sobre circunstancias que les abruman. Y aunque en su primera semana de gestión Andrade se reunió con los presidentes de las altas cortes y habló de “relaciones armónicas” entre las ramas Legislativa y Judicial, tras lo sucedido con García y Velasco, la molestia se ha hecho evidente y ya son varios los congresistas, del uribismo y de la oposición, que consideran que la Corte Suprema debe llamar primero a indagatoria y, luego, si así lo amerita el caso, proceder a la detención.

Para Hernán Andrade es claro que los senadores no son delincuentes de alta peligrosidad y, en este sentido, le lanzó una pregunta a la Corte: “¿Cómo le van a pagar los cuatro meses que Luis Fernando Velasco estuvo en la cárcel? Es insólito que sea tan sólo diciendo que se incurrió en un error a la hora de imponerle el delito y listo, todo queda arreglado. No se puede encarcelar y a los cuatro meses decir que el tipo de delito era diferente”.

Pero además de Andrade, el senador del Polo Democrático Jesús Bernal también se sumó a las manifestaciones de inconformismo con el actuar de la Corte Suprema de Justicia. “No hay que hacer un espectáculo para la detención de un parlamentario”, indicó. En su criterio, el procedimiento adecuado es que primero se les indague a los investigados, luego se revise si hay méritos o no para adelantar la investigación y, por último, se ordene la detención o, dado el caso, la absolución.

Por su parte, el ex fiscal y ahora senador de Cambio Radical Alfonso Valdivieso expresó que el procedimiento que se está manejando para los congresistas es común para los implicados que traen riesgo para la sociedad. Y para el presidente de la Comisión Primera del Senado, senador Luis Élmer Arenas, del Partido de la U, si bien la Corte está conformado por profesionales y juristas que sólo quieren hacer cumplir las leyes, los congresistas son personas públicas y pueden ser citados sin ser detenidos.

 

últimas noticias

Iván Duque y la nanodemocracia

Murió el exministro Abdón Espinosa Valderrama