Dibujando con el lado derecho

Pablo Angarita, maestro en Artes Plásticas, dicta clases en el Museo del Chicó en Bogotá, para que personas de todas las edades se animen a crear sus propias obras de arte. Una actividad a la que asisten en su mayoría mujeres pensionadas.

Si usted siempre quiso pintar pero lo frustraron diciéndole: “eso no es una vaca, es una casa” y, por causa de esa gracia, botó el lápiz y desistió, es bueno que sepa cómo los adelantos científicos en materia de las funciones de los  hemisferios del cerebro han contribuido a demostrar que cualquiera puede iniciarse por los caminos del dibujo.

La clase que dicta Pablo Angarita, maestro en Artes Plásticas, en la Sala Junior del Museo el Chicó así parece ratificarlo. A este espacio de aprendizaje llamado “Dibujando con el lado derecho del cerebro”, acuden diez mujeres, la gran mayoría pensionadas, una vez por semana, durante dos horas y media.

“Yo no pintaba absolutamente nada”, explica Constanza Monsalve, quien lleva un año asistiendo a esta clase, mientras muestra el dibujo que hizo de una matera con dos pinceles dentro de ella . “Que yo diga que hice un muñeco me da risa, porque en mi vida he pintado uno”, dice Silvia Caicedo, quien apenas ha asistido a tres clases, pero que, ayudada por un espejo, ya puede hacer figuras.

¿Cómo se logran estos avances? el maestro Angarita cree que es necesario, como le decía su profesor de la Universidad Nacional Santiago Cárdenas, “intentar ser un marciano”. Es decir, que se debe acallar el lado izquierdo del cerebro, en donde predomina el sentido verbal y práctico de las cosas.

Precisamente, lo que se busca en estos talleres es intentar silenciar ese lado para que quienes están aprendiendo a dibujar puedan apreciar el objeto solamente desde su forma. Una vez logran este  propósito, comienzan a ver de una manera distinta, lo que les permite desarrollar capacidades que están interiorizadas. Por eso, personas como María Teresa Monsalve, quien asiste hace cinco meses a este taller, confiesa que “no era capaz de coger un lápiz. Pero me encontré con una habilidad que no sabía que tenía”.

Para poder obtener estos resultados, se debe partir de la idea de que cualquier persona está en capacidad de dibujar miméticamente un objeto, lo único que necesita es despertar el lado derecho del cerebro. El proceso comienza con ejercicios de trazar líneas y contornos. Luego se pasa a la percepción de los espacios, la luz y la sombra. Aunque el aprendizaje del dibujo nunca termina, Angarita considera que una persona puede soltarse y pintar un objeto a los tres meses.


¿Derecha o izquierda?

Desde los años ochenta, los científicos se han interesado por describir las funciones de las distintas partes del cerebro. Investigadores como Roger Sperry, premio Nobel de Medicina en 1981, se han encargado de demostrar cómo cada uno de los hemisferios cerebrales tiene especialidades en las tareas cognitivas.

Médicos como Michael S. Gazzaniga han estudiado a personas que, por una u otra razón se han sometido a cirugías de separación del cerebro. Gracias a esas investigaciones se ha encontrado que el hemisferio izquierdo es dominante en cuanto a la mayoría de actividades cognitivas (lo racional, lo lógico) y en las funciones del lenguaje, mientras que el derecho es el de las formas, los colores y las relaciones.

El único requisito es querer

“Dibujando con el lado derecho del cerebro” hace parte de un conjunto de actividades que coordina el Grupo Andante S.A, que tiene el reto de fomentar espacios para que una persona mayor se sienta orgullosa de serlo, explica la gerente, Claudia Posse.

Angarita llegó a Andante como profesor de historia del arte, pero pasó una propuesta adicional para hacer cursos que estimulen el hemisferio derecho. Como Andante busca generar opciones para que las personas descubran que, a pesar de su edad, todavía tienen mucho que aprender, aceptaron la idea, ya que permite que las personas descubran sus habilidades sin ningún tipo de temor o de prevención.

En medio de la algarabía de sus alumnas, Angarita advierte que no hay límites de edad para iniciar este proceso, pues “el único requisito es querer”.

[email protected]

Artistas zurdos

Los zurdos (en quienes predomina el lado derecho del cerebro) tienen más facilidad de desarrollar sus capacidades artísticas. Ejemplos de ello son Albrecht Dürer, pintor alemán; M.C Escher, pintor holandés; Henri Fuseli, pintor suizo; Matt Groening, caricaturista americano; Paul Klee, pintor suizo; Leonardo da Vinci, pintor florentino; Michelangelo (ambidiestro), pintor, escultor y arquitecto florentino; Edvard Munch, pintor noruego; Rembrandt van Rijn, pintor holandés.

Temas relacionados