Economía en libros

La innovación, el ambiente laboral y los secretos de la contabilidad son sólo algunos de  los temas que  por estos días aparecen en la agenda literaria de los empresarios.

Se trata de los asuntos que corporativamente están de moda en las organizaciones y que se han vuelto definitivos para lograr con éxito que los empleados aporten un valor agregado y que, además, les permitan explorar sus ideas y convertirlas en hechos nuevos que marquen las tendencias de sus negocios.

Por eso, el incentivo de la  creatividad es una de las claves que aparecen en el libro  Pasión por innovar, de los españoles Franc Ponti y Xavier Ferràs, en donde se expone por qué la innovación es uno de los activos más importantes para las compañías que quieren ser competitivas en el siglo XXI y que, además, debe ser pensada más que para una producción en línea y, enfocarla en obtener equipos creativos que estén en la capacidad de, gracias a su potencial, modificar no sólo los procesos de una compañía, sino sus resultados de una manera óptima.

Otro libro, Puntos calientes, habla de la importancia del ambiente laboral, donde la productividad de las empresas depende exactamente de las buenas relaciones entre los empleados. “Es  a través de nuestra relación con los demás que nuestro propio potencial se construye, es a través de la relación entre los empleados que la organización genera valor”, dice Lynda Gratton, su autora.

Y desde la otra orilla, ¿Qué hacemos con Ferrero?, la lógica de contabilidad. Un texto que ofrece de manera sencilla y dinámica los conceptos contables necesarios para las pymes de hoy, que ya tiene en sus planes de expansión los mercados internacionales.

Allí aparecen los usos de las cuentas de patrimonio, ingresos, gastos, costos, activos, pasivos, impuestos, nómina, estados de resultados y balance general. Un abanico de opciones que, más que lecturas, se convierten en estrategias corporativas.

Temas relacionados

 

últimas noticias

El censo terminará el 30 de octubre

Presidente de Tigo Une, en desacuerdo con la SIC

Supercoco: 70 años de historia