El ejercicio aumenta los deseos de comer

Para la mayoría de mujeres que sufren de sobrepeso, eliminar esos kilos de más se ha convertido en una tortuosa tarea que sólo produce resultados con mucho esfuerzo, ejercicio y una dieta saludable.

Sin embargo, la actividad física también parece haberse convertido en una amenaza.

Según un reciente estudio de la Universidad de Michigan, hacer ejercicio de manera intensa aumenta la sensación de hambre en mujeres obesas, contrario a lo que sucede con las mujeres delgadas. Las variaciones en los niveles de grasa del organismo influyen sobre una hormona llamada Leptina, que se encarga de reducir el apetito y de motivar la actividad física cuando hay un exceso de grasa en el cuerpo.

El problema consiste en que  a medida que las personas engordan, también aumentan los niveles de Leptina. Esta investigación encontró que los organismos de las personas obesas son resistentes a esta hormona.

Katarina Borer, investigadora de la División de Kinesiología de la U. de Michigan y autora del estudio, explica que “esta información ayudará a los médicos a entender las limitaciones del ejercicio en el control del apetito para la pérdida de peso en personas obesas”.

 Y concluye que “las mujeres con sobrepeso deben controlar conscientemente sus calorías, porque algunas de las señales de satisfacción hormonal no funcionan bien en sus cuerpos”.

Temas relacionados