El reloj biológico masculino

Si bien son muchas las investigaciones que demuestran que pasados los 35 años la fertilidad femenina disminuye, muy pocas han explorado los límites de la fertilidad masculina.

Por eso, causaron revuelo los resultados de un estudio realizado por el Centro de Reproducción Asistida (Eylay) en París, los cuales señalan que los hombres, al igual que las mujeres, tienen un reloj biológico que pone límites a su capacidad reproductiva.

En la investigación, presentada esta semana durante la reunión anual de la Sociedad Europea de Embriología y Reproducción Humana, participaron 12.236 parejas. Mónica L. Ferrado, una de las médicas autoras del estudio, explica que se pudo establecer que cuando el padre tiene entre 30 y 34 años, el riesgo de aborto espontáneo es de un 16,7%. Este porcentaje asciende a un 19,5% cuando el papá tiene entre 35 y 39 años y alcanza el 33% cuando tiene 40 años o más.

Aunque Ferrado aclaró que esto no significa que los hombres no puedan tener hijos a edades avanzadas, fue enfática en decir que en la medida en que el padre sea más viejo, tendrá más dificultades para que su pareja quede en embarazo.

Temas relacionados